Diario 5329 22.07.2018 | 18:50
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros de Ibiza y Formentera piden un plan específico de detección de la oferta ilegal, a la que se puede acceder a través de internet

3 abril, 2003
Más de 27.000 referencias turísticas ilegales ibicencas se pueden encontrar en las páginas de Internet actualmente. La mayor parte de ellas son comercializadas por agencias de viajes británicas u otros intermediarios a gran escala. Así lo confirmó ayer el presidente de la Federación Hotelera de Eivissa y Formentera, Pedro Matutes, después de la reunión de la Mesa permanente de Turismo en la que el conseller insular de Turismo, Josep Marí Ribas, presentó a la decena de asistentes el nuevo Plan de Inspección de la oferta ilegal, que no hace ninguna referencia al control de las plazas no reguladas a través de Internet.
Más de 27.000 referencias turísticas ilegales ibicencas se pueden encontrar en las páginas de Internet actualmente. La mayor parte de ellas son comercializadas por agencias de viajes británicas u otros intermediarios a gran escala. Así lo confirmó ayer el presidente de la Federación Hotelera de Eivissa y Formentera, Pedro Matutes, después de la reunión de la Mesa permanente de Turismo en la que el conseller insular de Turismo, Josep Marí Ribas, presentó a la decena de asistentes el nuevo Plan de Inspección de la oferta ilegal, que no hace ninguna referencia al control de las plazas no reguladas a través de Internet. La sensación tras el encuentro fue, en líneas generales, decepcionante por las pocas novedades que incluye el nuevo plan con respecto al que existía hasta ahora y que fue considerado «insuficiente» para acabar con una oferta ilegal que alcanza las 30.000 plazas en la isla, tal y como ha reconocido el propio conseller. Marí Ribas trató de convencer a los medios de comunicación de las bondades del plan que ha elaborado el Pacte Progressista, aunque anunció que estudiará la inclusión de ciertas propuestas planteadas durante la reunión. «Refleja la necesidad de crear una base de datos que contenga información para identificar la oferta ilegal y poder luchar contra ella en coordinación con otras administraciones. A partir de esta sistematización, el Consell inspeccionará la oferta turística actual para descubrir si es o no legal. Hay que tener en cuenta que, en principio, arrendar una casa no es una falta pero sí comercializarla o hacer propaganda de ella», explicó el conseller de Turismo. En su objetivo de acabar con la oferta ilegal, Marí Ribas anunció la contratación de un nuevo inspector y 700 inspecciones más de las realizadas en 2002. «Nuestra intención es incidir en la oferta extrahotelera para acabar con un tema que hoy en día preocupa a mucha gente, sobre todo, a los empresarios quepagan impuestos por sus establecimientos turísticos», constató. Asimismo, el candidato a la alcaldía de Sant Josep recalcó que su plan contempla la colaboración del Consell Insular con entidades fiscales. «Sería bueno protocolizar si un determinado tema le corresponde a las administraciones locales, fiscales etc. La información que recopilemos se cederá a otras instituciones a las que les pueda servir la información», añadió Marí Ribas. El nuevo Plan de inspección presentado al sector turístico ayer deriva de una moción presentada por el conseller de Els Verds, Joan Buades, y apoyada por el PP, en la que se pedía la redacción de una nueva estrategia para luchar de manera efectiva contra la oferta ilegal. .- «Este plan es más de lo mismo. Lo de antes y un poco más», aseguró el presidente de la Federación hotelera, Pedro Matutes, al término de la Mesa de Turismo. El empresario pitiuso presentó durante la reunión varias propuestas para estudiar su inclusión en el proyecto de inspección. «El Plan debería centrarse específicamente en la detección de la oferta ilegal con recursos suficientes de, por lo menos, dos inspectores y un instructor más de los contratados actualmente», indicó Pedro Matutes. Del mismo modo, fue el hotelero ibicenco quien propuso en la reunión la utilización de Internet como arma para combatir la oferta ilegal. «Les he demostrado a través de un buscador que existen más de 27.000 referencias a plazas ilegales ibicencas en Internet. Debería utilizarse este medio para detectar estas irregularidades», manifestó Pedro Matutes. El representante de los hoteleros destacó también la importancia de informar a la población sobre lo que es o no es legal atacando a las grandes agencias e intermediarios que se dedican a comercializar plazas turísticas no registradas como tales entre los que viajan a Eivissa o Formentera. (E.L., diario El Mundo-El Día de Baleares, 03/04/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.