Diario 5325 17.07.2018 | 08:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Sinergias

Barcelona y Viena, un ejemplo de cooperación en el turismo de negocios

Ambas ciudades desarrollan campañas de promoción conjunta con positivos resultados 22 marzo, 2014

Barcelona y Viena han conseguido un importante posicionamiento en el turismo de negocios gracias, en gran medida, al acuerdo de colaboración que mantienen desde hace varios años. Este es uno de los casos de éxito que recoge el Informe Global sobre la industria de reuniones, elaborado por los miembros afiliados de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El nuevo informe de la OMT se centra en ofrecer claves para los destinos interesados en trabajar el turismo de negocios. Para ello, plantea una serie de casos concretos en los que las estrategias seguidas han resultado exitosas para esta actividad, así como artículos de interés sobre marketing y otros aspectos con el fin de aportar valor.

La colaboración entre Barcelona y Viena es uno de esos casos de éxito que aparecen en el documento. Christoph Tessmar, director de la Oficina de congresos de turismo de Barcelona, explica cómo ambos destinos han conseguido un notable posicionamiento en Estados Unidos y ahora esperan alcanzarlo también en Asia.

“La tradición centroeuropea y el encanto del Mediterráneo”, en palabras de Tessmar, se unieron para llevar a cabo campañas de promoción conjunta. “No son competidores, son socios”, matiza.

Barcelona se ha convertido en la sede de grandes eventos internacionales. #shu#Barcelona se ha convertido en la sede de grandes eventos internacionales. Imagen Shutterstock

Considera que se duplican las oportunidades de negocio por el apoyo mutuo que se dan ambas ciudades, especialmente apreciable en su participación en ferias comerciales. “Es una historia de cooperación, la historia de dos ciudades que han decidido unir fuerzas para promocionarse en el exigente ámbito de la industria de reuniones”, afirma.

El origen

En 2007, antes del estallido de la crisis, ambas ciudades participaron en la feria CIBTM en China con un programa para la promoción conjunta de ambos destinos y compartieron el mismo stand. Pretendían así ahorrar costes y tiempo para los consumidores.

Ante el éxito de la experiencia, decidieron intensificar aquella forma de cooperación, "única en la industria de las reuniones", como destaca Christoph Tessmar. "La garantía de la marca Barcelona-Viena se ha extendido a los Estados Unidos en forma de unión entre dos ciudades europeas punteras, cada una con identidad propia en el mercado", apunta.

Además de realizar campañas en el mercado norteamericano, sus respectivas oficinas de congresos centran también sus prioridades en el mercado de Asia, una región donde su posicionamiento en el área del turismo de negocios no es tan importante como en EE UU Su objetivo es destacar como las mejores ciudades de Europa para celebrar eventos.

Además, ambas urbes han ampliado su compromiso para dirigirse a las asociaciones profesionales. Una estrategia que les es favorable atendiendo a las nuevas tendencias que indican que, en el ámbito de los colectivos médicos más destacados de Europa, se reduce el número de lugares donde organizan congresos. “Es una buena oportunidad para la promoción conjunta de estas dos ciudades, algo que hasta ahora sólo se había aplicado al segmento de reuniones empresariales", explica el director de la Oficina de congresos de turismo de Barcelona.

La idea de dirigir su estrategia a las asociaciones surgió en 2012, cuando realizaron licitaciones comunes en las que proponían a los organizadores de congresos la posibilidad de alterar el centro y el sur de Europa con una oferta variada y atractiva.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.