Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Radiografía del consumo de CaixaBank

¿Cómo ha sido el consumo de turismo, ocio y restauración en pandemia?  

12 mayo, 2021 Premium
  • En 2019 el turismo representaba el 10% del consumo con tarjeta de jóvenes, adultos y mayores
  • En 2020 los mayores de 65 años sustituyeron el consumo de ocio, restauración y turismo por bienes de primera necesidad
  • Abril, por el confinamiento, fue el peor mes: el consumo en transporte y turismo cayó un 85% y en ocio y restauración un 60%

Cada generación tiene su propio patrón de consumo, en base a necesidades e ingresos, y la pandemia de Covid-19 ha provocado cambios, ya sea por las restricciones a la movilidad, por la incertidumbre o por nuevos hábitos. Jóvenes, adultos y mayores tienen una proporción de consumo destinada a turismo similar, alrededor del 10% del gasto, aunque con niveles diferentes, según los datos internos de CaixaBank. En un informe realizado por la entidad se destaca que el consumo de los mayores en ocio, restauración y turismo se recuperó más lento que en las otras generaciones, pero para este año se espera que jueguen un papel más importante gracias a las vacunas.

En 2019, antes de la pandemia, la población adulta fue el grupo que aglutinó la mayor parte del consumo: las personas de 30 a 64 años realizaron el 73% del gasto total con tarjetas. Por la Covid-19 el consumo privado en España disminuyó un 12,4% en términos reales, de acuerdo al INE, una caída más pronunciada que la que registró el PIB (10,8%). En su informe, CaixaBank analiza cómo se han visto afectados los consumos en cada generación.

La mayor parte del consumo prepandemia de los mayores de 65 años se dedicaba a bienes de primera necesidad (alimentación y farmacia, 44%), mientras que los jóvenes (18 a 29 años) gastaban principalmente en ocio (32%), muy por encima de adultos y seniors.

“La proporción del consumo total dedicada a bienes duraderos (electrónica, textil, muebles...) es más parecida entre generaciones, alrededor de un cuarto del total” y también la proporción de consumo destinada a turismo y a transporte, ambas alrededor o algo por debajo del 10%, aunque los niveles de gasto son distintos.

Las restricciones derivadas de la pandemia “redujeron de manera drástica” el consumo de las tres generaciones, no solo por la imposibilidad de consumir en determinados lugares sino porque los ingresos también se vieron afectados por la Covid-19

En abril, por el estado de alarma y el confinamiento, se observaron las caídas máximas en el consumo: entre el 60 y el 80% en ocio y restauración y en bienes duraderos, llegando a superar el 85% en transporte y en turismo. La única excepción fue en bienes de primera necesidad, que experimentaron aumentos superiores al 50%.

En abril el consumo realizado con tarjetas en turismo tuvo una caída del 85%

En los meses posteriores, la recuperación del consumo fue variando por sectores y grupos de edad. El consumo de mayores (65 en adelante) en ocio y restauración y en turismo “se recuperó más lentamente que en las otras generaciones, y solo parcialmente”, dice CaixaBank.

En el último trimestre de 2020, el consumo promedio de los mayores en ocio y restauración fue un 23% inferior al del año anterior y un 66% en turismo

Por el contrario, los jóvenes (18-29 años) y adultos (30-64 años) realizaron durante el verano del 2020 “una parte importante” del gasto en ocio y restauración y en turismo que habían dejado de realizar en los meses anteriores.

La radiografía del consumo según las generaciones, destaca que los seniors realizaron más sustitución intratemporal de consumo de ocio, restauración y turismo por bienes de primera necesidad, mientras que las otras dos generaciones pospusieron el gasto del segundo al tercer trimestre en lugar de sustituirlo por otras categorías de bienes.

“Estas diferencias de comportamiento muestran que la recuperación de la demanda embalsada de ocio y de turismo se concentró en mayor medida en estos dos grupos en 2020”, dice Caixabank y agrega que “el grupo senior, sin embargo, podría jugar un mayor papel en verano de 2021, cuando estará ya vacunado y la libertad de movimiento será mayor”

En 2020 las personas entre 18 y 64 años pospusieron del segundo al tercer trimeste el gasto en ocio y turismo en lugar de reemplazarlo.

Los jóvenes, los más castigados por la Covid-19

Los jóvenes fueron quienes más afectados se vieron en cuanto a la caída de ingresos y eso ha impactado en su nivel de consumo. La caída de ingresos medianos de los jóvenes fue del 8,1% y la de los adultos un 2%, mientras que los ingresos de los seniors crecieron un 1,1% respecto al 2019.

La evolución del consumo de cada generación ha sido paralela a la de sus ingresos. Los jóvenes redujeron su consumo más que los adultos y los adultos más que los seniors, desde los más pobres hasta los más adinerados

Un punto que destaca el estudio de Caixabank es que para el grueso de la población, es decir adultos y seniors, “las caídas más importantes del consumo las protagonizaron las personas con mayores ingresos”.

Explican que ese dato, que puede parecer sorprendente, en realidad tiene lógica si el porcentaje del consumo que destinan las personas de elevado poder adquisitivo a las categorías de bienes que más han caído –al estar más afectadas por las restricciones– fuera mayor que para el resto de los quintiles.

“Esta es precisamente la conclusión a la que llegó el Banco de España en un estudio reciente al observar que las partidas de gasto más afectadas por las medidas de contención –fundamentalmente aquellas vinculadas con una mayor movilidad e interacción social como servicios de transporte, servicios recreativos y culturales, paquetes turísticos, y hoteles, cafés y restaurantes– pesan más en el gasto de los hogares con rentas más elevadas”, concluye CaixaBank.

Avatar redactor Taiana González Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.