Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La OTA canceló en mayo todas sus salidas anteriores a septiembre

On The Beach: "No es un buen momento para promover vacaciones"

El paso de Baleares de verde a ámbar confirma que la política de "no abrir ventas antes de septiembre" es acertada 16 julio, 2021 Premium

"No es un buen momento para promover vacaciones", asegura el director ejecutivo de la OTA On The Beach, Simon Cooper, al medio sectorial británico TTG. La compañía defiende su decisión de mantener fuera de programa todas las salidas previas al mes de septiembre, y para el directivo los últimos movimientos del Gobierno británico respecto a los viajes internacionales demuestran que fue una apuesta inteligente. El paso de Baleares de verde a ámbar confirma, para On The Beach, que "no es un buen momento para que las empresas reabran ventas".

On the Beach, el tercer turoperador del mercado británico por volumen de pasajeros, suspendió el 13 de mayo la venta de vacaciones de verano debido a la incertidumbre provocada por la pandemia y por el semáforo inglés de viajes.

Ya en ese momento, ante el limitado número de destinos turísticos en verde, la OTA consideró que lo más inteligente era no vender viajes para junio, julio o agosto, lo que incluía todo tipo de paquetes de verano, incluso para los países que en ese momento estaban incluidos en la lista verde, como Portugal (On the Beach suspende la venta de vacaciones de verano).

La medida pareció en ese momento drástica y hasta fuera de lugar, sin embargo, los pasos que ha ido dando el Gobierno británico le han dado la razón.

Una medida acertada

La semana del 17 de junio presentó los resultados de su primer semestre fiscal hasta 31 de marzo, donde quedaba claro el considerable gasto por cancelaciones que sufrió: 8,8 millones de euros (7,6 millones de libras). De ahí que no quiso arriesgarse a operar en un verano que ya en ese momento prefiguraba un escenario similar al de 2020 (On the Beach y su renuncia al verano tras pagar 9 M € por cancelaciones).

"No creemos que sea el momento adecuado para que las empresas reabran ventas para los meses de verano", ha asegurado Simon Cooper a TTG. Los cambios en el semáforo anunciados este miércoles, como el paso de Baleares de la lista verde a la ámbar, ilustran para el directivo los desafíos que los consumidores están afrontando en este momento

Y todo ello a pesar de la decisión tomada por el Gobierno británico de eliminar la cuarentena para los viajeros totalmente vacunados que regresen de destinos en ámbar. Aún así, el escenario es "de demasiada incertidumbre como para reabrir las ventas", considera.

"Se ha levantado el optimismo de la población ante el 'día de la libertad' del próximo lunes, pero justo cuatro días antes la actualización del semáforo, con la degradación a ámbar de Baleares, trae una vez más la decepción a muchos viajeros que ahora saben que tendrán que ponerse en cuarentena cuando regresen de sus vacaciones, además de incurrir en gastos adicionales como la PCR prevista para el octavo día de su regreso a casa", destaca Cooper.

La web de On The Beach, anunciando que sólo venden vacaciones para salidas a partir de septiembre.

La confianza maltrecha

Para él la incertidumbre es la dueña de la situación, y la escasa confianza del consumidor que se atreve a reservar unas vacaciones va a ser indefectiblemente burlada por una nueva medida restrictiva con la que no había contado.

"Nada de lo que ocurre está reforzando la confianza del consumidor en la industria de los viajes, algo que sería indispensable para garantizar su buena salud en el futuro", acentúa

"Está claro que la probabilidad de que se produzcan cambios y trastornos en los viajes sigue siendo alta, y como resultado, estamos seguros de que no es un buen momento para que las empresas reabran ventas para el verano ni para que los consumidores reserven vacaciones para salir en las próximas semanas". Cooper es muy claro y lo sucedido con el semáforo, primero con Portugal y ahora con Baleares, le da la razón.

El espejismo del verde

Cuando la OTA tomó la decisión de parar las ventas del verano aún no se sabía que no habría luz verde para otros populares destinos europeos, ni que posteriormente Reino Unido confirmaría a las autoridades turísticas que no habría turistas británicos hasta agosto, a consecuencia del retraso de un mes en el final de la desescalada, hasta el 19 de julio.

Al final, ese mensaje que el Gobierno de Boris Johnson mandó difundir a los embajadores británicos en los principales destinos habrá sido cierto: solo los británicos vacunados con las dos dosis, que son el 51,5% de la población, pueden viajar a partir del lunes a destinos en ámbar sin tener que preocuparse por la cuarentena, aunque sí por el sobrecoste de los test (Viajeros británicos: ¿Cuántas PCR han de hacerse si viajan a España?).

Porque lo otro ha sido un espejismo que ha durado tres semanas, mientras Baleares ha estado en verde en el semáforo inglés, con el resto de España y Canarias en ámbar.

On The Beach dice estar monitorizando la situación de cerca y mantiene abiertas las ventas para salidas a partir de septiembre.

On the Beach mantiene una caja de 30 M £ (35 M €) y ello a pesar de haber estado realizando reembolsos a los clientes antes de recibir las devoluciones por parte de las aerolíneas, que le adeudan 11,8 M £ (13,7 M €) por vuelos cancelados.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.