Edición España. Un análisis de Esther Mascaró

Grandes foros en Barcelona y Riad: ¿contraprogramación, casualidad o pulso?

Barcelona y Riad acogerán dos eventos globales los mismos días de octubre: "The Future of Tourism" e "Invest in Humanity" 21 octubre, 2021

Análisis/ Pues parece que los 365 días que tiene el año no son suficientes para intentar que no coincidan en el tiempo dos macro eventos globales relacionados con el turismo. En Barcelona tendrá lugar los días 26 y 27 de octubre el foro "The Future of Tourism", organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), las Cámaras de Comercio de España a través de la Fundación INCYDE y la fundación privada sin ánimo de lucro americana Advanced Leadership Foundation; mientras que del 26 al 28 de octubre tendrá lugar en Riad, capital de Arabia Saudí, el foro "Invest in Humanity", promovido por el Future Investment Initiative Institute, o FII Institute, que es una organización sin fines de lucro dirigida por el Fondo de Inversión Pública, el principal fondo soberano de Arabia Saudita, totalmente ligado a la familia real saudí. ¿Contraprogramación? ¿Casualidad? ¿O un pulso de fuerza entre Zurab Pololikashvili y Gloria Guevara, entre Europa y Arabia Saudí, por el liderazgo turístico mundial?

Quizá sea casualidad y las decenas de ponentes internacionales que participan en ambos foros no tenían otras fechas libres en sus agendas. Es posible.

Pero no deja de ser curiosa la coincidencia en fechas de los dos grandes foros de ambición global y temas similares.

La cumbre de Barcelona

El de Barcelona está promovido por la OMT, la Fundación INCYDE (Cámaras de Comercio) y la Fundación Advanced Leadreship, que tiene su sede en Washington y oficinas en Madrid y Buenos Aires y persigue, según puede leerse en su página web, "capacitar a la próxima generación de líderes empresariales a través del desarrollo de habilidades profesionales para su inclusión en la competitiva fuerza de trabajo del mundo global". Esta cumbre pretende ser una "Cumbre Mundial para reflexionar sobre los retos que enfrentará la economía global a corto, medio y largo plazo congregando a algunas de las mentes e instituciones más importantes del mundo para vislumbrar el futuro".

La Cumbre de Barcelona tiene como objetivo que las principales instituciones, empresas y organizaciones ligadas al turismo internacional, firmen lo que la organización califica como un "Llamado a la Acción". Este documento ha de tener como eje central "el turismo responsable con medidas básicas y mecanismo de colaboración internacional que contribuyan a la recuperación del sector", según se puede leer en la web del evento. Será llamada "la Declaración de Barcelona".

La Cumbre de Barcelona tendrá lugar en la Llotja de Mar.

El "Davos del desierto"

Mientras que el de Riad, promovido por la familia real saudí a través de su fondo soberano de inversión pública, es la quinta edición de un evento que nació queriendo ser "el Davos del desierto". El Future Investment Initiative Institute o FII Institute nació en septiembre de 2017 como brazo el Fondo Público de Inversión de Arabia Saudí dentro del plan "Visión 2030", cuyo objetivo es principalmente convertir al país en un referente mundial del turismo, haciendo que esta actividad pase del 1% del PIB actual al 10% en pocos años, para que ocupe el lugar del petróleo en la economía nacional.

La de este mes de octubre será la quinta edición del foro: la primera tuvo lugar en Riad del 24 al 26 de octubre de 2017, bajo el patrocinio directo del rey Salman bin Abdulaziz de Arabia Saudí; el segundo fue del 23 al 25 de octubre de 2018; el tercero, del 29 a 31 de octubre de 2019; y el cuarto, en formato híbrido y también en Riad, tuvo lugar del 26 al 28 de enero de 2021.

La segunda edición del foro coincidió con el asesinato en Turquía del periodista del Washington Post Jamal Khashoggi, disidente, que tuvo lugar en el consulado saudí de la capital turca, lo que hizo que algunos ponentes cuya participación estaba prevista en el evento declinaran finalmente participar: Google, Uber, JP Morgan Chase, el New York Times, Bloomberg, etc.

Turismo, la madre del cordero

Ambos foros pretenden liderar "un debate mundial" sobre cómo conseguir la prosperidad de forma "sostenible e inclusiva", básicamente desde la economía y la inversión y en concreto, desde el turismo como actividad transversal y global. El de Barcelona está especialmente pensado para debatir el futuro del turismo después de la pandemia.

Puede ver en las respectivas páginas web los objetivos concretos de cada foro, y también los ponentes que van a participar: el de Barcelona y el de Riad.

Hay que decir que el foro saudí tiene a su favor que, exceptuando su última edición, siempre se ha celebrado alrededor de las mismas fechas de octubre. Así pues, la contraprogamación vendría por parte del foro organizado por la OMT, la Fundación INCYDE y la Fundación Advanced Leadership.

¿Casualidad o contraprogramación?

Después de los últimos acontecimientos en torno al sainete del traslado de sede de la OMT de Madrid a Riad, es posible querer ver en la coincidencia de fechas un pulso entre el secretario general Zurab Pololikashvili y la asesora principal de la monarquía saudí, Gloria Guevara.

Aunque parece que ambos jugaban hasta hace poco en el mismo equipo, dado que Pololikashvili estaba a favor del traslado de sede según todas las fuentes, tras el fracaso de la jugada -al menos de momento-, el secretario general sería considerado un activo amortizado por parte de Arabia Saudí.

Fuentes cercanas a Gloria Guevara han desmentido a HOSTELTUR que la mexicana tenga interés en ser la futura secretaria general de la OMT, al menos a corto plazo, algo que seguramente sí entraría dentro de la estrategia saudí de convertirse en un referente mundial del turismo, a pesar de que su llegada al sector es muy reciente: el país se abrió al turismo internacional en septiembre de 2019.

El foro global de Riad, llamado "el Davos del desierto".

Pesos y contrapesos

El pulso no tiene que ser necesariamente entre Pololikashvili y Guevara como algo personal entre ellos, sino entre lo que ambos representan, el peso real de los países occidentales en la industria turística por un lado y la ambición de ser un hub mundial que tiene Arabia Saudí por el otro, liderando además a los países que aun formando parte de la OMT, contribuyen poco y necesitan toda la ayuda económica que sea posible para ir construyendo su propio sector e, incluso, para asistir a las reuniones de la organización.

La OMT ha jugado a favorecer los intereses saudíes, abriendo en Riad la única oficina regional de la organización, una sede que había estado antes en Egipto, cuando en 1977 fueron aprobadas en la Asamblea General las Secretarías Regionales de África en Nigeria, de las Américas en Perú y de Oriente Medio en Egipto. En 1978 fueron abiertas otras dos, en Asia del Este y Pacífico en Filipinas y Asia Meridional en Sri Lanka.

Pero esas oficinas fueron cerradas a partir de 1981, porque la coordinación era difícil desde la sede central de Madrid y el gasto de gestión generado era excesivo. Para sustituir a esas oficinas regionales fueron creados seis Departamentos Regionales, incluyendo uno para Europa, en la propia sede central de la OMT de Madrid, con funcionarios de esos países

El peso de los países occidentales en cuanto a turismo es enorme, como mercados emisores y como destinos líderes. Los países que más dinero aportan a la OMT como miembros son Francia, Alemania, Italia y España, además de China y Japón, que aportan unos 357.000 euros al año cada uno.

La OMT cuenta actualmente con 159 miembros, frente a los 193 que tiene la ONU, organización de la que es una agencia. Estados Unidos se fue de la OMT en 1995, Bélgica en 1997, el Reino Unido en 2009, Canadá en 2012 y Australia en 2014. A ello se suma la ausencia de Irlanda, Nueva Zelanda, Luxemburgo y todos los países nórdicos: Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, más dos países bálticos, Estonia y Letonia.

El contrapeso de Arabia Saudí

Arabia Saudí tiene claro que quiere un trozo del pastel del turismo mundial, y a ser posible, bien grande. Llegó a la industria en septiembre de 2019, pero espera llegar para 2030 a los 100 millones de turistas, según se explica en la nota de prensa enviada por la World Travel Market (WTM) informando de que este será el país socio principal de la feria en 2021.

Dentro del llamado Plan Visión 2030, Arabia Saudí está ya realizando proyectos inmobiliarios y de infraestructuras por valor de 1.000 millones de dólares (851 millones de euros) desde que lanzó en 2016 su plan estratégico de transformación económica, según la consultora inmobiliaria Thomas Farmer. Y ese presupuesto es solamente un tercio del gasto total planteado, lo que se invertirá en cinco años.

El país tiene en marcha un inmenso desarrollo turístico en la costa norte, en el Mar Rojo. En ese proyecto participan, entre otros, el estudio Foster, que también ha diseñado el vecino aeropuerto. Los primeros huéspedes llegarán a finales de 2022.

Los saudíes también desean convertir Yeda en un hub aéreo internacional al tiempo que financian la expansión de la aerolínea nacional saudí.

Viviendas, hoteles y nuevas ciudades

La misma consultora inmobiliaria Thomas Farmer destaca en un análisis que de los 1.000 millones de dólares en proyectos que ya se están ejecutando, casi 575.000 millones han sido invertidos en la construcción de 1,3 millones de viviendas, tres millones de metros cuadrados de oficinas y más de 100.000 habitaciones de hotel en ocho ciudades de nueva construcción, principalmente en la costa del mar Rojo, en el oeste del país.

Otros 300.000 millones de la divisa estadounidense han sido destinados a nuevas infraestructuras, incluidos una amplia nueva red de ferrocarril para pasajeros y un nuevo aeropuerto para Riad, el cual ha costado 147.000 millones y que se espera que sea la base de una nueva aerolínea nacional.

NEOM, la ciudad futurista que va a ser construida en el golfo de Áqaba.

La capital es otro de los focos de inversión inmobiliaria, pues, según Thomas Farmer, se espera llegar a finales de 2023 con 100.000 nuevas viviendas, tres millones de metros cuadrados de espacio de oficinas nuevas y 12.000 habitaciones de hotel más en ella, en proyectos por valor de 63.000 millones.

A todo esto se suma NEOM, la ciudad futurista orientada al turismo que está siendo construida junto al mar Rojo y el golfo de Áqaba y cuyo coste final se calcula en 500.000 millones

Visión 2030 es un proyecto de desarrollo integral del país lanzado por el Gobierno saudí e impulsado por su príncipe heredero, Mohamed Bin Salman, para diversificar su economía, dependiente casi por completo del petróleo.

Vuelta al principio

Es posible que sea solo una casualidad lo de la coincidencia de fechas. Pero los egos andan removidos en la escena mundial del turismo, y parece que al World Travel & Tourism Council (WTTC) también le ha salido competencia en lo de convocar a los líderes mundiales para ser un referente global...

En teoría, los objetivos son los mismos y los temas de debate los mismos, con especial atención en la sostenibilidad por parte del foro europeo y en la tecnología y la robótica por parte del foro saudí, y ambos con el reclamo de reunir a las mentes más brillantes del planeta en todas esas cuestiones

También es verdad que seguramente ni el secretario general de la OMT, Zurab Pololokashvili, ni la asesora principal en turismo de la monarquía saudí, Gloria Guevara, tienen poder por sí mismos. Tiene poder lo que representa cada uno, las siglas OMT por parte del primero, y el país de los petrodólares por parte de la segunda.

Sea como sea, los próximos años serán interesantes. En Europa seguiremos hablando de la sostenibilidad, creyéndonosla más o menos, mientras en Riad descubren la democracia, los derechos humanos y laborales y la igualdad de las mujeres -se supone, si quieren ser una potencia turística- y construyen cosas como The Rig o La Plataforma, el hotel de superlujo dentro de una montaña en el desierto, o la ciudad NEOM.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.