Edición España. Fue secretario general de la organización entre 2010 y 2018

Taleb Rifai: "No creo que la OMT esté cumpliendo con sus objetivos"

"Hoy necesitamos darle vida al sistema internacional y la OMT está ahí de pie, observando, pero sin hacer nada a pesar de que el turismo es uno de los sectores más afectados en este momento y lugar", lamenta Rifai 4 noviembre, 2021

Taleb Rifai (Jordania), fue el secretario general de la OMT entre 2010 y 2018, cuando fue sustituido por el actual secretario general Zurab Pololikashvili, que en ese momento era el embajador de Georgia en España, Marruecos, Argelia y Andorra. Rifai no considera que la organización haya tenido el papel que debería haber tenido en la crisis de la COVID-19, y considera su fracaso como ejemplar del fracaso más global de todo el "sistema multinacional", que no ha conseguido una unidad de acción en el mundo. Considera que hay un "problema de liderazgo y de voluntad política" y piensa que dado que España es un país muy respetado en el ámbito turístico mundial, sería "una buena idea" que presentara a su propio candidato para la Secretaría General de la OMT, al contrario de lo que opina Francesco Frangialli, otro ex secretario general, en esta entrevista. Así lo expresa en esta entrevista de HOSTELTUR.

Los objetivos de la OMT

¿Cuáles diría que son actualmente los objetivos de la OMT?

La OMT es una organización de Naciones Unidas, y parte de un sistema multilateral. Así pues, es parte de un sistema intergubernamental. Debería ser el foro para todos los gobiernos del mundo donde reunirse y encontrar una solución internacional a las cuestiones de nuestro tiempo relacionadas con los viajes y el turismo; así como la UNESCO tiene responsabilidad en cultura, educación y comunicación y la FAO la tiene en agricultura, la OMT tiene responsabilidad en lo relativo a los viajes y el turismo. Esa es su obligación, y la razón por la que fue creada.

¿Considera que los cumple?

Creo que no. Por ejemplo, tratar con la COVID-19 y sus consecuencias humanas está en el corazón del mandato de la OMT. Los funcionarios de los gobiernos deberían ser convocados a una reunión donde se les dijera: "no vais a salir de esta sala hasta que no lleguéis a acuerdos sobre cómo tratar la movilidad, de forma unificada, durante la COVID". Es imprescindible que el mundo de los viajes se mueva, y ello está en las manos de los gobiernos. Deben ponerse de acuerdo en un sistema para reasumir los viajes. ¿Cuarentenas, pasaportes de vacunación, test 72 horas antes de viajar o en los puntos de entrada? Sea lo que sea, el mundo debe trabajar junto para conseguirlo.

¿Es la OMT, actualmente, lo que podría llegar a ser?

Lidiar con la COVID ha sido el mejor ejemplo del fracaso de todo el sistema multinacional, incluida la OMT. El truco no es pensar en lo bueno que es cada gobierno por sí mismo, sino que la única medida del éxito es cómo esos gobiernos se coordinan uno con otro y lo bien que lo hagan. Ese es, precisamente, el mandato central de la OMT, porque los viajes conectan a la gente y los lugares alrededor de todo el mundo. Ningún país puede hacerlo solo.

¿Es la OMT y su labor relevante, según su opinión, para la industria turística global?

Realmente no. Hoy necesitamos darle vida al sistema internacional y la OMT está ahí de pie, observando, pero sin hacer nada a pesar de que el turismo es uno de los sectores más afectados en este momento y lugar.

El jordano Taleb Rifai fue secretario general de la OMT entre 2010 y 2018.

Liderazgo y voluntad política

¿Qué podría aportar la OMT a la industria turística, o sea, en qué ámbitos podría tener un papel más eficaz?

Mire a la Unión Europea, un área unificada en muchos sentidos, pero cuando ha tenido que lidiar con la COVID cada país, cada gobierno, está actuando por libre. Lo mismo ha pasado en Estados Unidos, donde cada estado está actuando por su cuenta. Incluso cada ciudad está yendo por libre... Esto es imposible que funcione con el turismo y los viajes.

¿Qué cosas deberían cambiar para hacer eso posible?

El problema es de liderazgo y de voluntad política.

Los grandes ausentes

¿Debería ser una prioridad intentar que entren como miembros de la OMT los países que hoy están fuera y que son importantes en turismo: Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, los países nórdicos…?

Por supuesto, la ausencia de países tan importantes es un desafío al multilateralismo y a la acción conjunta.

¿Cómo afecta a la credibilidad de la organización el hecho de que no estén?

Sí que afecta, de muchas maneras. El mundo necesita actuar unido, pero esto es imposible con la ausencia de países tan importantes.

¿Es lógico que cada país miembro tenga un voto, o deberían tener votos proporcionales según su aportación económica?

Creo que esto es apenas un detalle... Cada país puede tener un voto mientras esté activo dentro de la organización. No queremos convertir esto en un partido entre los que tienen ese papel y los que no.

¿Debería la OMT extenderse al Transporte? ¿Eso ayudaría de alguna manera?

Creo que de facto es así, aunque exista la OACI, que es la Organización para la Aviación Civil Internacional. Pero deberíamos trabajar juntos en la misma dirección.

Sobre los candidatos

¿Qué requisitos considera que son importantes para un secretario general? ¿Cuál sería su perfil ideal?

Él, o ella, debe ser parte del sector turístico, pero lo más importante es que él, o ella, debe ser alguien respetado, a quien se escuche dentro de los círculos gubernamentales.

¿Debería España promocionar a su propio candidato a la Secretaría General de la OMT? De responder afirmativamente, ¿por qué? ¿Alguna idea de candidato ideal?

Creo que España no se convirtió en la sede de la OMT por casualidad. España es un país muy especial en cuanto al turismo. No creo que sea imprescindible nominar a algún candidato de España, pero me parece que es una buena idea. España es un país muy respetado dentro del mundo turístico.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.