Edición España. A partir del próximo 30 de abril

Nueva Zelanda: reapertura (con medidas extremas) a extranjeros vacunados

Todos los viajeros tendrán que confinarse una semana tras su llegada 25 noviembre, 2021

Las autoridades de Nueva Zelanda han anunciado esta semana los planes para reabrir sus fronteras, clausuradas desde que se decretó la pandemia, a los extranjeros vacunados a partir del próximo año, pero con unas exigencias extremas. Los visitantes completamente vacunados pueden entrar a partir del 30 de abril, pero deberán confinarse durante siete días tras su llegada.

También se permitirá a más neozelandeses retornar a su país desde principios del próximo año, bajo reglas similares.

La medida alivia las restricciones estrictas que han bloqueado a muchos ciudadanos y turistas desde que las fronteras se cerraron de golpe al comienzo de la pandemia de la COVID-19, en marzo del año pasado.

Otros modelos de reapertura de fronteras:
Israel aprueba la entrada de vacunados pero exigirá varias PCR
Los españoles vacunados no harán cuarentena en Tailandia
Marruecos suaviza las exigencias de entrada para españoles

El ministro de Respuesta a la COVID-19, Chris Hipkins, presentó el pasado lunes los planes de reapertura por etapas, que calificó como "el enfoque más seguro para garantizar que el riesgo se gestione con cuidado", según publica la BBC.

En la primera fase de la reapertura, los ciudadanos y residentes de Nueva Zelanda completamente vacunados que se encuentren actualmente en Australia podrán regresar a partir del 16 de enero.

Los neozelandeses que se encuentren en todos los demás países podrán entrar a partir del 13 de febrero.

En cuanto a los viajeros extranjeros, serán los últimos en poder visitar el país, a partir del 30 de abril.

Actualmente, solo los ciudadanos y residentes permanentes de Nueva Zelanda pueden entrar en el país.

Todos los viajeros deben estar completamente vacunados, tendrán que aislarse por sí mismos durante siete días y se les hará una prueba de la COVID-19 a su llegada.

Con este estricto plan de reapertura, Hipkins señala que pretenden reducir "cualquier impacto potencial en las comunidades vulnerables y el sistema de salud de Nueva Zelanda".

Actualmente, solo los ciudadanos y residentes permanentes de Nueva Zelanda pueden entrar en el país y deben permanecer durante siete días en hoteles de cuarentena administrados por el gobierno. Como estos tienen aforos limitados, muchos neozelandeses no pueden regresar cuando realmente lo desean.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.