La plantilla no renuncia a un plan de futuro para la aerolínea

Vuelve el conflicto a Iberia mientras Fomento lanza advertencias ante posible huelga

El clima de conflicto vuelve a Iberia. Según explican fuentes sindicales, porque “nunca han sido resueltos los problemas de fondo” ni la aspiración fundamental de su plantilla: un plan de futuro para la compañía. La UGT ha advertido de que el conflicto volverá en septiembre. No obstante, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha preferido llamar a la “sensatez” a empresa y sindicatos ante la posibilidad de que se produzca una huelga este verano, “por las consecuencias que ello conllevaría para los ciudadanos”.

Pastor ha insistido en que está al tanto de las negociaciones entre compañía y trabajadores, aunque no le consta por el momento que se haya llegado a un acuerdo. "Siguen negociando y no tengo datos pero, si por casualidad alguien está pensando en huelga en vacaciones, tomaremos medidas, haciendo hincapié en que velará por garantizar el servicio aéreo en caso de producirse, con el fin de que no se le "fastidien" las vacaciones a ningún ciudadano.

"Siempre he pedido a las partes que piensen que el país atraviesa una crisis y que una huelga altera el servicio general", ha subrayado. Asimismo, ha abogado porque Iberia continúe siendo “una compañía de referencia en el sector aéreo español, dada su aportación a la Marca España”.

Conflicto a la vista

UGT ha atribuido la reanudación del conflicto a la falta de consenso sobre el plan de futuro para la compañía. “Si Iberia sigue en su interpretación torticera del acuerdo, volveremos al conflicto", han advertido sus portavoces, asegurando que parece "inevitable" para conseguirlo "la presión sindical, política y social".

Vuelve el conflicto a Iberia mientras Fomento lanza advertencias sobre posible huelgaVuelve el conflicto a Iberia mientras Fomento lanza advertencias sobre posible huelga

La organización sindical defiende, no obstante, el acuerdo de mediación alcanzado en marzo sobre la base de la propuesta del catedrático Gregorio Tudela y firmado por la aerolínea y ocho sindicatos -cuatro del personal de tierra y cuatro de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP)-, representantes del 74% de la plantilla, si bien admiten que "la mediación no es la solución que Iberia necesita".

Reconocen que, en definitiva, el acuerdo de mediación es una "paz forzada" que "consiguió evitar lo que pretendían el consejero delegado de IAG y Sánchez-Lozano", el entonces consejero delegado de Iberia: un ERE para 3.807 despidos inmediatos, apoyado en la reforma laboral, con indemnizaciones de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades. “Iberia necesita mucho más, nueva flota, política comercial y, sobre todo, un equipo directivo con capacidad de liderazgo y que crea en la empresa y en su futuro", apuntan.

En contra los juicios

Por otra parte, UGT ha hecho referencia a los juicios contra la mediación, interpuestos por Stavla y Sepla. En ambos casos, los abogados de UGT se han posicionado contra las tesis de ambas organizaciones, al igual que lo harán en la demanda que ha presentado CGT.

Además de que UGT apoyó el acuerdo de mediación, recordó que incluía la renuncia al diferencial de 0,9% del año 2012, firmado con anterioridad en los convenios del personal de tierra y de TCP que no firmaron esos sindicatos, criticando que no lo hicieran así como el acuerdo de mediación "porque aceptaban que fueran despedidos los TCP más nuevos, como quería el consejero delegado".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.