Diario 5515 24.02.2019 | 04:03
Hosteltur: Noticias de turismo
Destinos emergentes

India se abre al turismo de nieve

Cachemira, una zona muy militarizada, vive un boom del esquí 7 febrero, 2012
  • En la cordillera de Apharwat funciona el telecabina más elevado del planeta

Atraídos por los bajos precios o por surcar nieve virgen a los pies del Himalaya, aficionados al esquí de todo el globo han hallado un filón en la exótica estación de Gulmarg en la región de Cachemira, India.

Los más atrevidos pueden intentar superar desniveles casi verticales desde más de 4.000 metros de altitud en la cordillera de Apharwat, el punto en que deja el telecabina más elevado del planeta, construido hace pocos años por los franceses.

Para los más noveles hay también recorridos menos complicados a lo largo de los 5,2 kilómetros de las pistas de la estación, situada en un océano de enormes cedros a 52 kilómetros de Srinagar, la capital de verano de la Cachemira india.

"Me encanta lo salvaje del lugar. Excepto por el telesilla es como si te dejaran en medio del bosque. Las pistas no están marcadas, sube la adrenalina y la sensación de peligro", dice a Efe Jordi Castellà, un fanático del "snowboard" residente en Delhi.

Canadienses, japoneses, neozelandeses, alemanes; son muchos los amantes de la tabla y los bastones que como el catalán Castellà se animan a probar la experiencia cachemir -o "la Suiza de Asia"- en una temporada que en ocasiones se extiende desde noviembre a junio.

Precios

"Gulmarg es la estación de esquí más asequible del mundo. No es tan comercial, los precios son un cuarto de los de Europa, la nieve es sublime y hay mucho sol", defiende en declaraciones a Efe Faruq Shah, el director del departamento de Turismo de Cachemira.

Por 500 rupias al día (10 dólares) se puede alquilar botas y esquís en las tiendas de la zona, en las que también se ofertan accesorios como pantalones, abrigos y cascos de reconocidas marcas internacionales, aunque a veces están en estado algo precario.

El "forfait" sale por 700 rupias (catorce dólares), a las que hay que sumar una cantidad adicional si se quiere llegar a las cotas más altas.

El germen de la estación de Gulmarg lo puso en 1927 el Imperio Británico con la creación del Club de Esquí de la India, y las instalaciones, que en verano albergan un campo de golf de 18 hoyos, fueron modernizadas para los Juegos Nacionales de Invierno de 1998.

La apertura de un telecabina en esa fecha y de otro más siete años después han multiplicado exponencialmente los ingresos de la estación, que en poco más de un lustro ha pasado de tener un millar de esquiadores extranjeros por temporada a unos 5.000 actuales.

Una región conflictiva

Lo idílico del entorno natural puede hacer olvidar que Cachemira, de mayoría musulmana, es una de las zonas más calientes y militarizadas del planeta.

Se la reparten China, la India y Pakistán, y estos dos últimos países han librado dos guerras y otros conflictos menores por su soberanía desde la independencia de ambos hace más de seis décadas.

Pero la ausencia de disturbios continuados desde las protestas civiles de verano de 2010 ha llevado a la Cachemira india a registrar un máximo histórico de turistas.

Los 1,3 millones de visitantes del año pasado superaron en el doble a los del ejercicio previo, marcado por "un problema local", eufemismo utilizado por el director de Turismo para referirse a los choques con fuerzas de seguridad que dejaron más de cien muertos.

"Si la situación buena sigue, hay planes de inversiones en hoteles y nuevas infraestructuras. Y francamente, en Cachemira tenemos la mejor oferta", asegura convencido Shah.

Según el informe anual "International report on mountain tourism”, India es uno de los mercados emergentes en el turismo de nieve.

Por otra parte, más de 56.000 turistas españoles viajaron a India el año pasado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.