Accidente en San Francisco

El avión de Asiana Airlines quiso corregir la trayectoria a 150 metros de altura

El piloto del Boeing 777 de Asiana Airlines que se estrelló en el Aeropuerto de San Francisco trató de corregir la trayectoria de la aeronave mientras se acercaba a la pista a 150 metros de altura, según portavoces del Consejo Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. El mayor sindicato de pilotos del mundo ha cuestionado que "se ha liberado mucha información sobre el accidente y las investigaciones que se llevan a cabo demasiado rápido" pudiendo conducir a una "especulación salvaje" y a conclusiones erróneas.

Asiana Airlines ha rechazado que la inexperiencia del piloto sea la causa del accidente. Sin embargo, la propia compañía informó de que el piloto del avión de Asiana Airlines estrellado aún estaba en entrenamiento para el B-777, aunque ha precisado que si bien tenía 43 horas pilotando ese modelo, cuenta con más 9.000 horas de vuelo. Asiana también había descartado previamente que un fallo técnico o un problema de motor fuese la causa del accidente.

La presidenta del National Transportation Safety Board (NTSB), Deborah Hersman, declinó especular respecto a la causa del hecho, pero buena parte de la información dada a conocer por la NTSB sugiere un error del piloto como foco principal de la investigación.

El avión de Asiana Airlines quiso corregir la trayectoria a 150 metros de alturaEl avión de Asiana Airlines quiso corregir la trayectoria a 150 metros de altura

"A unos 150 metros de altura, se dio cuenta de que el avión estaba muy bajo", dijo a periodistas la presidenta del NTSB, al describir el intento de último momento para evitar el desastre.

Asimismo, Hersman ha destacado que todavía quedan interrogantes sobre el incidente. Los pilotos no han sido sometidos a controles de alcohol y drogas, un requerimiento para las aerolíneas con sede en Estados Unidos.

Por otra parte, tres de los cuatro pilotos en la aeronave estaban en la cabina durante el aterrizaje, pero solamente dos podían ver la pista, apuntó Hersman describiendo entrevistas de investigadores con la tripulación. En el momento de la colisión, el Boeing 777 estaba volando a una velocidad un 25% inferior a la ideal, tal como han subrayado funcionarios de seguridad estadounidenses.

Críticas del sindicato de pilotos

En tanto, el mayor sindicato de pilotos del mundo criticó duramente el manejo de la agencia federal estadounidense de la investigación del accidente, diciendo que se había liberado mucha información demasiado rápido, lo que podría conducir a conclusiones erróneas.

"La liberación de datos de las cajas negras del vuelo sin el contexto informativo de la investigación completa fomenta una especulación salvaje sobre la causa del accidente", ha expresado en un comunicado la Asociación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas (ALPA, por sus sigla en inglés).

La crítica se produjo después de que portavoces del NTSB entregaran una cuenta detallada de los minutos finales del vuelo, en una actualización diaria regular sobre el accidente.

Respondiendo a las críticas de ALPA, la portavoz del NTSB, Kelly Nantel, dijo que la agencia proporciona rutinariamente actualizaciones de los hechos durante las investigaciones. "Para que el público tenga confianza en el proceso de investigación, la transparencia y la precisión son fundamentales", ha señalado.

La presidenta de NTSB, Deborah Hersman, dijo a periodistas el lunes que el avión estuvo significativamente por debajo de su velocidad de aterrizaje durante más de medio minuto antes del impacto. Esa información amplió los datos que difundió Hersman el domingo y que indicaban que el avión estuvo por debajo de la velocidad durante los últimos siete segundos.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.