Gestión de destinos

¿Qué significaría la independencia de Escocia para el turismo?

La industria turística aporta 13.800 M € anuales a la región

El turismo es una de las industria más importantes de Escocia: supone cerca de 200.000 puestos de trabajo y su contribución a la economía de la región alcanza los 13.800 millones de euros anuales, según las estadísticas oficiales.

Escocia recibió más de 2,5 millones de turistas extranjeros el año pasado, cifra que podría incrementarse al cierre de 2014, tras haber acogido varios eventos internacionales como los Juegos de la Commonwealth, la Ryder Cup o los premios MTV.

¿Pero qué ocurrirá si Escocia vota "sí" a la independencia del Reino Unido este jueves 18 de septiembre?

La portavoz de Visit Scotland dice que será "inapropiado" hacer comentarios al respecto de la actual situación política.

"Escocia ha inspirado a la gente que ha venido a visitarnos durante los últimos 200 años y no hay evidencia por parte de nuestros socios en la industria que se vayan a ver afectados de manera adversa por la actual discusión política", añade la portavoz de la agencia de promoción turística escocesa.

La campaña de Visit Scotland, bajo el no tan sutil lema "The Year of Homecoming" (el año del regreso), causó enfado entre las filas de la coalición unionista Better Together, cuyos miembros defienden la permanencia de Escocia en el Reino Unido.

El líder de Better Together, Alistair Darlin, ha acusado a la agencia de promoción turística de lanzar anuncios de televisión pro-independentistas cuando animaba a los potenciales visitantes a viajar a Escocia con el eslógan “You too can say, ‘yes, I was there’". (tú también puedes decir, sí, yo estuve ahí).

Encuesta entre profesionales del sector

Si tal expresión fue intencionada o no, la extensa industria turística escocesa permanece dividida por lo que respecta a la independencia.

El pasado mes de marzo, una encuestra secreta entre 500 delegados que asistieron a la conferencia anual del sector turístico de Escocia mostró que el 60% votarían para que Escocia permanezca en el Reino Unido, mientras que sólo el 32% decían que votarían "sí" a la independencia. Muchos se mostraron preocupados por las consecuencias financieras.

Encuestas más recientes entre la población escocesa indican que se ha producido un cambio gradual y que la opción independentista ha cogido fuerza, por lo que el resultado del referéndum está ahora en el filo de la navaja.

Un gaitero en Edimburgo. #shu#Un gaitero en Edimburgo. Imagen Shutterstock

¿Cómo se sienten los visitantes?

La empresa de estudios de mercado LJ Research llevó a cabo una encuesta el pasado mes para observar si a los potenciales visitantes podía importarles el hecho de que Escocia fuera independiente o no.

De los casi 700 visitantes recientes procedentes del Reino Unido, el 84% declaró que su decisión de volver a viajar a Escocia no se vería afectada por los resultados del referéndum.

"Estos resultados sugieren que los negocios turísticos de Escocia no tienen que preocuparse mucho sobre el resultado del referéndum", dice Sean Morgan, director de la empresa que llevó a cabo la encuesta.

"Dicho esto, las empresas turísticas que tienen una alta dependencia del mercado inglés deberían adaptar sus mensajes de márketing y servicios para asegurar a esos clientes que se sentirán bienvenidos inequívocamente".

Sin embargo, la encuesta también mostró que los potenciales visitantes están "muy preocupados" por los controles en la frontera, los requerimientos de visado y los cambios de divisa que podrían producirse en caso de que Escocia se separe del Reino Unido.

"Probablemente la industria turística escocesa sufrirá si no puede seguir usando la libra esterlina, pues este factor seguramente actuará como una barrera en las decisiones de los potenciales turistas", añade el director de LJ Research.

Pros y contras

Joe Goldblatt, experto turístico residente en Edimburgo especializado en eventos, está menos preocupado respecto a los controles fronterizos y asuntos de visados. Está convencido que el turismo en Escocia vivirá un boom si la independencia gana la votación.

"En el corto plazo, el turismo se incrementará mucho en Escocia tras la independencia, debido al entusiasmo y al interés por la historia y la cultura escocesa", explica Goldblatt. "A largo plazo el turismo crecerá aún más fuerte debido a que los trámites para los visados serán más fáciles y mejores".

El Scottish National Party, SNP, asegura que otro factor que atraería turismo a largo plazo sería la reducción de tasas turísticas. En la actualidad, el Reino Unido aplica el impuesto conocido como Air Passenger Duty (APD) y el gobierno escocés ha propuesto reducir a la mitad dicho tributo si gana el "sí" a la independencia.

Según el SNP, la actual tasa aérea que pagan los pasajeros costará a Escocia 251 millones de euros anuales en pérdidas por gasto turístico en el año 2016.

Por su parte, Better Together dibuja un escenario diferente en caso de independencia de Escocia, donde una falta de libre circulación de personas entre Escocia y el resto del Reino Unido podría obstaculizar los flujos turísticos, causando pérdidas de millones de euros.

Y según añade esta coalición, Escocia se beneficia del reconocimiento global y perfil internacional del Reino Unido, así como de la influencia ejercida por los 14.000 diplomáticos del gobierno británico destinados en 267 oficinas alrededor del mundo, que promueven las exportaciones, los destinos y la marca Escocia.

Las previsiones más optimistas para una Escocia independiente, mientras tanto, calculan que el nuevo Estado tendría entre 70 y 90 oficinas en el extranjero.

El artículo de referencia ha sido publicado en Skift.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.