Diario 5408 22.10.2018 | 12:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Villa Godilonda, en Castiglioncello

La villa de los joyeros Bulgari en La Toscana volverá a ser un hotel de lujo

Tras siete años de abandono se ha vendido a un empresario de Europa del Este por 6 M € 7 octubre, 2014

La villa que perteneció a los joyeros Bulgari en La Toscana, Villa Godilonda, en Castiglioncello, tiene nuevo dueño después de siete años de abandono. Un empresario de Europa del Este la ha adquirido por seis millones de euros, según ha informado la compañía inmobiliaria que ha realizado las gestiones, Lionard Luxury Real Estate, y en breve comenzarán los trabajos de restauración para convertirla en un hotel de gran lujo.

El escritor italiano Gabriele D'Annunzio fue quien le dio el nombre de ‘Godilonda’, “goza de la ola”, tras disfrutar de una noche de amor en ella a principios del siglo XX. Construida a finales del XIX sobre terrenos del barón Patrone, en 1924 fue adquirida por la familia norteamericana Carter y en la posguerra se convirtió en la residencia de verano de la familia de joyeros Bulgari; para transformarse, en los años 80, en un hotel en el que se alojaron grandes figuras del cine italiano que solían acudir a Castiglioncello, desde Marcello Mastroianni a Vittorio Gassman y Walter Chiari. En 2007 cerró definitivamente.

Imagen de Villa Godilonda. Fuente: Lionard Luxury Real Estate.Imagen de Villa Godilonda. Fuente: Lionard Luxury Real Estate.

Construida en lo alto de un promontorio, como la proa de un barco, permite disfrutar de un paisaje impresionante. La villa consta de un edificio principal de 1.700 metros cuadrados con 28 habitaciones, un jardín de invierno y un spa donde disfrutar de sauna, masajes y baño turco. Completan la propiedad 11.000 metros cuadrados de monte bajo mediterráneo, una playa privada y la posibilidad de construir un helipuerto.

La venta de Villa Godilonda es sólo la última de las transacciones concluidas en Castiglioncello por Lionard Luxury Real Estate. Hace sólo unos meses vendió Villa Pontello, del conde Flavio Callisto Pontello, constructor y expresidente del club de fútbol de la Fiorentina, mientras que continúa a la venta Villa Corcos, que perteneciera a Alberto Sordi.

Se pretende así contribuir a relanzar a nivel internacional uno de los más bellos destinos de La Toscana.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.