Diario 5588 21.05.2019 | 12:32
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La Costa del Sol ve reforzado en la WTM su liderazgo en el mercado británico

14 noviembre, 2003
La feria de turismo londinense cierra con unas más que aceptables perspectivas para Málaga para el próximo año en un país donde se está produciendo un cambio de hábitos. La capital refuerza su proyección turística gracias a la figura de Pablo Picasso.
La feria de turismo londinense cierra con unas más que aceptables perspectivas para Málaga para el próximo año en un país donde se está produciendo un cambio de hábitos. La capital refuerza su proyección turística gracias a la figura de Pablo Picasso. La Costa del Sol sale más reforzada que nunca en su papel de líder en el mercado británico al cierre de la edición de 2003 de la World Travel Market, que ayer finalizó en el Palacio Excel tras cuatro días de frenética actividad. Esta claro que si en la ITB de Berlín del pasado marzo, la Costa malagueña en particular y Andalucía en general acudían a un mercado en recesión económica y con los 'tambores' de la guerra de Irak como amenaza para todo el turismo mundial, a la World Travel Market se llegaba más reforzados que nunca, con el aval del Museo Picasso Málaga, que aquí, en Gran Bretaña, ha tenido una repercusión informativa de primer nivel. Ése es otro aspecto que hay que destacar de esta WTM, que por primera vez, y de forma significativa, Málaga capital ha sumado muchos enteros en el protagonismo de la Costa del Sol y de Andalucía en este mercado. Aquí, en Gran Bretaña, la Costa del Sol es el destino preferido de la Península Ibérica, y las perspectivas son magníficas. Si en este 2003, 2,1 millones de británicos habrán utilizado el aeropuerto de Málaga, para 2004 se quiere llegar a los 2,5 millones, lo que sería un dato espectacular, que daría alas a Andalucía para alcanzar los cinco millones de turistas de este país. Está claro que la Costa del Sol es un mercado en alza en este país. Se ha comprobado en Londres, donde también se ha podido ver que las Islas Baleares aún no han salido del socavón en el que entraron de la mano de una absurda política turística y de una huelga salvaje de transporte que hizo que las fotos de los turistas tirados durante días en el aeropuerto balear dieran la vuelta al mundo. El mercado balear, además, sufre las consecuencias del 'todo incluido', nefasta fórmula de intentar salvar los muebles en el mundo turístico cuando hay una crisis como la que padece, por lo que significa de pérdida de calidad y de ingresos. De todas formas, el Gobierno de Jaume Matas tiene claro que para salir de la situación actual es necesario un importante esfuerzo de imagen, y no están escatimando medios, como se comprobó con la presencia de Michael Douglas, que tuvo un indudable efecto mediático, incluida la BBC, que le dedicó al menos dos minutos de su precioso tiempo en el programa de noticias de la noche. Los políticos, empresarios y profesionales del sector turístico malagueño están más que satisfechos por los resultados y el ambiente de la WTM 2003, y eso que unos y otros nunca se ponen de acuerdo, ya que mientras la tendencia de los políticos es la de aumentar los datos si son positivos y de relativizarlos si son negativos, a los empresarios les sucede justo al contrario; nada de extrañar porque cada cual, lógicamente, juega su papel y cada uno, demás, lo asume. Otro de los aspectos que más ha llamado la atención de la World Travel Market de este año es el claro cambio que se está produciendo en los hábitos de los turistas británicos en lo que se refiere a la compra y programación de sus vacaciones. Hasta ahora, este mercado era el más fiel, junto al alemán, a los touroperadores, pues la práctica totalidad de los turistas planificaban sus viajes y estancias por 'paquetes'. Internet y las nuevas tecnologías están produciendo un cambio brutal al que los touroperadores no se han acomodado, ni mucho menos, quizás por sus rígidas estructuras y también por su alter ego, que caro les va a costar. Y es que ya hoy tres de cada diez turistas británicos se programa individualmente sus vacaciones, y eso tiene un indudable efecto en el mercado emisor, pero no en el receptor. La Costa del Sol, que se ha acomodado perfectamente a las nuevas tecnologías, no se sentirá perjudicada por esta nueva fórmula de planificación vacacional, ni mucho menos. Los grandes beneficiados, sin duda, las líneas aéreas de bajo coste y los hoteles que han tenido más vista a la hora entrar en la red. (P.L.G., diario Sur, 14/11/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.