Diario 5404 17.10.2018 | 19:58
Hosteltur: Noticias de turismo

Rocco Forte busca edificios convertibles para hacer 2 hoteles de lujo en España

8 julio, 2004
La cadena británica Rocco Forte está interesada en entrar en el mercado español de hoteles de lujo con dos establecimientos situados en Madrid y Barcelona respectivamente, lo que supondría una inversión de cerca de 140 millones de euros, señaló ayer miércoles en rueda de prensa su presidente y consejero delegado, Sir Rocco Forte.
La cadena británica Rocco Forte está interesada en entrar en el mercado español de hoteles de lujo con dos establecimientos situados en Madrid y Barcelona respectivamente, lo que supondría una inversión de cerca de 140 millones de euros, señaló ayer miércoles en rueda de prensa su presidente y consejero delegado, Sir Rocco Forte. Sin embargo, los responsables de la compañía no han encontrado hasta ahora ningún edificio susceptible de ser convertido en un hotel de lujo, que responda, además, a las características exigidas por Rocco Forte, entre ellas ubicación céntrica y estilos desde tradicionales a contemporáneos, pero siempre muy peculiares. Además, los precios de venta de los edificios existentes son muy elevados en ambas ciudades, por lo que "debemos tener mucha paciencia para encontrar lo que buscamos", añadió Forte, quien descartó otra ubicación de sus hoteles en España que no fuese la mencionada y aseguró que no le interesan establecimiento vacacionales situados en zonas costeras. No obstante, la cadena se ha embarcado al principio de este año en su primer proyecto vacacional, al comprar más de 200 hectáreas de terreno en el sur de Sicilia, donde tiene previsto abrir un "golf resort" en 2007 que constará de un hotel de 200 habitaciones y dos campos de golf. Otro establecimiento que se desvía un poco de la línea adaptada por la cadena y orientada hacia el mercado urbano de lujo, es un castillo del siglo XIII convertido en hotel, situado en la localidad francesa de Bagnols, a 28 kilómetros de Lyon, de cuya gestión Rocco Forte se hizo el cargo en octubre de 2003 a petición de su propietaria Lady Hamlym. Actualmente, la oferta de la cadena asciende a diez establecimientos -todos ellos en Europa-, en los que la inversión oscila entre 60 y 70 millones de euros y de los cuales el último es el Hotel Le Richemond en Ginebra, adquirido el pasado día 2 de julio con una inversión de 66 millones de euros. La compañía espera duplicar el número actual de sus hoteles en los cinco próximos años, durante los que tiene previstas ya las aperturas del Hotel Villa Kennedy en Fráncfort y del Hotel de Roma en Berlín en 2006, aparte del citado "golf resort" en Sicilia. El expandirse fuera de Europa no entra, de momento, en los planes de crecimiento de Rocco Forte, mientras que dentro de sus fronteras buscará establecerse próximamente en ciudades como Praga o Amsterdam. La cadena está orientada hacia el mercado de viajeros de lujo y de negocios y los norteamericanos representan más del 20 por ciento de su clientela, en tanto que los españoles llegan al tres por ciento, aunque en el último año han proporcionado a Rocco Forte un negocio estimado en 5 millones de euros. La historia de la cadena británica arranca con la creación por parte del padre de Sir Rocco Forte, Lord Chareles Forte, de un negocio de las empresas de hoteles y restaurante, Forte plc. que llegó a ser presente en más de 50 países y a contar con 100.000 empleados. Rocco Forte ascendió al cargo de consejero delegado de Forte, que era la propietaria del hotel Ritz de Madrid, en 1983 y al de presidente, en 1992, pero la compañía fue vendida en una opa hostil en 1996 y el dinero obtenido de la venta de sus acciones lo empleó para la creación de una nueva empresa en 1997 que es la actual Rocco Forte Hotels. La cadena, participada en un 50 por ciento por el propio Rocco Forte, en tanto que el resto del capital está repartido entre sus familiares, prevé facturar este año 134 millones de euros (90 millones de libras) frente a los 109 millones de euros (73 millones de libras) obtenidos al cierre del ejercicio 2003, el pasado día 30 de abril. La cartera de Rocco Hoteles la componen Hotel Balmoral en Edimburgo, Hotel Savoy en Florencia, Hotel de Russie en Roma, Hotel Amigo en Bruselas, Hotel Lowry en Manchester, The St David's Hotel & Spa en Cardiff, Brown's Hotel en Londres (adquirido en 2003 y cerrado por reformas hasta 2005) y los hoteles Astoria y Angleterre en San Petersburgo, además de Le Richemond en Suiza.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.