La huelga de Iber Swiss Catering no afectó a los vuelos de Iberia

La huelga de los trabajadores de Iber-Swiss Catering del centro de La Muñoza, polígono cercano a Barajas (Madrid), que comenzó a las 23.00 horas del viernes no ha afectado este fin de semana a los vuelos de Iberia, que operaron el sábado con normalidad, según la compañía, aunque causó "molestias a los pasajeros".

La huelga de los trabajadores de Iber-Swiss Catering del centro de La Muñoza, polígono cercano a Barajas (Madrid), que comenzó a las 23.00 horas del viernes no ha afectado este fin de semana a los vuelos de Iberia, que operaron el sábado con normalidad, según la compañía, aunque causó "molestias a los pasajeros". Fuentes del Comité de Empresa de Iber-Swiss en La Muñoza, centro en el que trabajan unos 750 empleados que elaboran y distribuyen el "catering" a los vuelos de Iberia, explicaron a Efe que el paro fue seguido por el 100 por 100 de la plantilla. El Comité de Empresa denunció el sábado que "Iberia está boicoteando este paro, ya que utiliza a la empresa de seguridad y a las cafeterías del aeropuerto para distribuir comida a los pasajeros, por lo que la huelga no tiene repercusión, a pesar de que es seguida por todos los trabajadores". Para paliar los problemas que esta huelga, convocada entre los días 13 y 16 de agosto, pueda causar a los viajeros, Iberia adoptó medidas alternativas para suministrar el "catering" a los pasajeros, de las que informa en los mostradores de facturación del aeropuerto de Barajas. En unas hojas distribuidas en estos mostradores, Iberia comunica a los pasajeros que si viajan en cualquiera de los vuelos de la compañía a Estados Unidos, América Latina, Sudáfrica, Lagos, Malabo, Dakar, El Cairo o en vuelo directo a Tel Aviv, deben dirigirse a las cafeterías del aeropuerto, donde se les entregará una bolsa con comida, mientras que en el resto de rutas "sólo se garantiza un servicio limitado de bebidas". Varios pasajeros de estos vuelos manifestaron a Efe su malestar por esta medida, "ya que creemos que la deberían suministrar las azafatas en la puerta de embarque y no de esta manera. Llevamos 20 minutos en la cola para conseguir la bolsa con comida". Fuentes aeroportuarias indicaron a Efe que la compañía ha solicitado a las cafeterías del aeropuerto "unas 15.000 bolsas con comida para los tres días de la huelga". Iberia aseguró que los vuelos de la compañía no sufren retrasos a causa de esta huelga, que fue convocada por el Comité de Empresa de Iber Swiss Catering "en protesta por la intención de la dirección de la empresa de "retirar el convenio colectivo que lleva 25 años de vigencia" y de acometer un expediente de regulación de empleo "que afectaría al 50 por ciento de la plantilla". Iber-Swiss Catering pertenece a la multinacional Gate Gormet Holding, que disponía del 30 por ciento del capital social hasta que adquirió el 70 por ciento restante que estaba en manos de Iberia, operación que fue autorizada el pasado 5 de abril por el Servicio de Defensa de la Competencia. El comité, en el que están representados doce miembros de CCOO, cinco de USO y cuatro de UGT, denuncia que, desde la venta de Iber-Swiss, la dirección "ha tomado medidas encaminadas a abaratar el empleo, externalizando líneas de producción y productos necesarios en los servicios a bordo". "La dirección quiere retirar un convenio con más de 25 años de eficacia, disminuir los salarios de los empleados y despedir a la mitad de la plantilla, sustituyendo al personal por empresas de trabajo temporal", aseguró José Millán, portavoz de CCOO. Los trabajadores exigen la vigencia del convenio actual, la subida salarial del IPC que marca el Gobierno y el mantenimiento de las líneas de producción que asegure los puestos de trabajo. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.