Las playas españolas dejan de ser el primer destino para los turistas belgas

Las playas españolas, que durante años fueron el destino favorito de los belgas, dejaron de serlo este verano y han sido superadas por las de Turquía, según datos de la Asociación Belga de Turoperadores (ABTO).

Las playas españolas, que durante años fueron el destino favorito de los belgas, dejaron de serlo este verano y han sido superadas por las de Turquía, según datos de la Asociación Belga de Turoperadores (ABTO). Si bien como país sigue siendo el primer destino turístico belga, la investigación de mercado de la ABTO señala que España experimenta en 2004 un descenso considerable, del 20,8%, en el número total de reservas de servicios con relación al mismo periodo del año anterior, dijo ayer martes a EFE la secretaria general de esta asociación, Veerle de Boeck. España goza de un liderazgo ininterrumpido en el mercado turístico belga desde hace más de 15 años, sin embargo, las cifras que maneja la ABTO de reservas de viajes desde el uno de noviembre de 2003 hasta el uno de julio de 2004 demuestran que España ha perdido una cuota importante en este terreno. El aeropuerto de Mallorca, que fue el primer destino durante varios años de los vuelos turísticos belgas, perdió este año la primacía y fue desplazado al tercer lugar, detrás de los de las ciudades turcas de Antalya y Bodrúm. En el cuarto y quinto lugar aparecen otros dos destinos de playa, uno turco y otro tunecino, Esmirna y Monastir, en el sexto lugar la ciudad griega de Iráklion, y solo en el séptimo puesto aparece Tenerife. La Costa del Sol salió de los 10 principales destinos de playa elegidos por los turistas belgas y se encuentra ahora en la undécima posición, detrás de la isla griega de Rodas. En el mercado belga, Turquía se ha convertido en un fuerte competidor para España, y este verano disfrutó de un incremento del 61% en el volumen de reservas totales. ABTO explica que, si bien el descenso en los viajes a playas españolas es real, hay que considerar que en Turquía hay menos aeropuertos que en España, por lo que se utiliza un mismo punto de entrada para ir a varios sitios diferentes. Los datos de ABTO representan 1,6 millones de reservas de servicios, cerca del 90% del conjunto total de vacaciones en Bélgica, un mercado que desplazó a España alrededor de 775.000 pasajeros en 2003, agregó De Boeck. El volumen de reservas de acomodación sin trayecto de avión también bajó en un 25,2%, y las reservas de plazas en compañía aéreas cayeron en 19,4%. No obstante, el volumen de viajeros a España es todavía un 20% más grande que el de Francia y 30% más que el de Turquía. "Desde hace por lo menos 15 ó 20 años España es el primer lugar de vacaciones para los tour operadores. Aun si pierde una cuota de mercado considerable sigue siendo el primer destino para Bélgica". En términos globales, España recibió un total de 37,2 millones de visitantes de todo el mundo durante los seis primeros meses del año, lo que supone un crecimiento del 4,4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Datos de la Organización Mundial del Turismo indican también que España tuvo ingresos por turismo superiores a la media continental europea y superó a sus competidores directos, Italia y Francia. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.