Las tormentas obligan a suspender varios servicios ferroviarios

Renfe inició pasadas las 4:00 de esta madrugada el traslado de los pasajeros cuyos trenes se vieron afectados por el temporal de lluvia, que obligó ayer a la suspensión del tráfico ferroviario en las líneas Madrid-Andalucía, Madrid-Levante y Levante-Andalucía.

La compañía ha decidido trasladar a Ciudad Real en otro convoy a los viajeros de tres trenes estacionados en Alcázar de San Juan y de dos parados en Albacete. Desde allí van a viajar a Madrid por la vía del AVE, según una portavoz de Renfe. El resto de los pasajeros, entre ellos los que viajaban a bordo de los ferrocarriles con destino a Murcia y Madrid, son conducidos en autocares a cargo de Renfe hasta sus destinos, agregó la misma fuente. La decisión de habilitar otras formas de traslado a los viajeros afectados se tomó después de que, como informó a Efe un representante de Adif, se agravara la situación pasadas las 3 de la madrugada, cuando una descarga eléctrica de la tormenta ocasionó daños en una catenaria. La misma fuente agregó que técnicos de Adif inspeccionan con una vagoneta la situación de la vía en los 28 kilómetros del tramo afectado, desde las 20:45 horas de ayer, entre las localidades de Huerta de Valdecarábanos y Tembleque. "Los técnicos evalúan si ha bajado el nivel de agua", destacó el portavoz de Adif, que esta madrugada aún seguía siendo siendo demasiado elevado como para poder circular. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.