Continúan los problemas en los servicios ferroviarios

La interrupción de un segundo tramo de red ferroviaria convencional entre las localidades de Alcázar de San Juan y Marañón, en Ciudad Real, ha obligado a Renfe a suspender su plan alternativo de transporte y ha dejado en tierra a 370 pasajeros, según informó ayer la empresa.

Precisamente, este tramo se utilizaba como transporte alternativo para unir la vía de alta velocidad de Ciudad Real con Alcázar de San Juan y las conexiones de Madrid con la Comunidad Valenciana desde las 20:00 del martes. Al quedar bloqueada también esta vía "clave en el tráfico ferroviario para este transporte alternativo", Renfe se ha visto obligada a suspenderlo. La compañía busca alternativas inmediatas para 190 viajeros, que se encuentran en la estación de Ciudad Real y se dirigían a Valencia y Alicante, así como para otros 180 que están en la estación de Albacete y que viajaban hacia Madrid. "Probablemente se les trasladará por carretera", ha añadido. La fuerte tormenta que cayó en las provincias de Toledo y Albacete ha causado la inundación de ambas vías entre las localidades de Villasequilla y Tembleque y la interrupción del servicio ferroviario a su paso por esa zona. Durante la mañana de ayer 28 trenes y unos 2.500 viajeros se vieron afectados por la interrupción del tráfico ferroviario en la línea que enlaza Madrid con Valencia, Alicante, Murcia, Jaén y Almería. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.