Invertir en Europa del Este requiere de paciencia y asesoramiento

Europa del Este presenta oportunidades de negocio para la hotelería española. La demanda aumenta y en algunas zonas la oferta es escasa. No obstante, abrir un hotel en muchos de esos países es un proceso largo, para lo que conviene contar con los socios locales adecuados y asesores jurídicos que conozcan bien la zona.

Estas son las conclusiones que se pueden extraer del foro "Inversión Hotelera en Europa del Este: principales destinos urbanos", organizado por Intereconomía y celebrado ayer en Madrid. El presidente de la consultora turística THR, Eulogio Bordas, aconsejó a aquellos que deseen invertir en la zona que "no tengan prisa". "No son entornos en los que sea aconsejable hacer negocios de forma rápida", añadió. También destacó que es importante definir claramente el tipo de hotel que se quiere abrir, sus características, los nichos de mercado a los que se va a dirigir y cuál va a ser su ventaja competitiva exacta. Otro de los temas que salió a relucir fue el problema de la seguridad jurídica, ya que algunos de estos países, aunque están en la Unión Europea, "no ofrecen el nivel de garantía que deberían", comentó Eulogio Bordas. Para solventar esta cuestión, los expertos recomendaron contactar con socios locales con experiencia en la materia y con despachos de abogados internacionales que conozcan el país. En relación a este punto, María Ruiz y Miquel Bordas, de Estudio Jurídico Serrano, resaltaron que se trata de estados muy burocráticos, a lo que hay que añadir el problema de que muchas ciudades se encuentran elaborando planes urbanísticos, hasta ahora inexistentes. Y si bien se habló de las oportunidades, por poner un ejemplo en Polonia, donde su capital, Varsovia, necesita 100.000 nuevas camas de aquí a 2012, momento en el que será sede de la Eurocopa, también se reconoció que en otros de esos destinos, España llega tarde. En este sentido, David Parejo, director ejecutivo de ICI Network, comentó que en Praga hay hueco, "pero el que nos dejan", ya que cuenta desde hace años con una fuerte presencia alemana. Por su parte, Bruno Hallé, de Magma Turismo, recomendó fijarse en ciudades emergentes, más secundarias, pero que son "enclaves estratégicos". Mencionó por ejemplo Wroclaw, en Polonia, una localidad que está experimentando una fuerte expansión industrial. Durante la jornada, Barceló Hotels & Resorts y Hospes explicaron sus experiencias en la región. Eduard de Gispert, director de Expansión de Hoteles Urbanos en Europa de la cadena mallorquina, afirmó que han visto "muchas oportunidades de negocio en la zona". Por su parte, Eric Staub, responsable de Desarrollo en Praga y Bulgaria, añadió que este último es un país con potencial creciente. "Su entrada en la UE da seguridad, aunque aún hay una mentalidad heredada de anteriores regímenes que dificulta un poco la gestión en cuanto a la compra de suelo", apuntó. El grupo cuenta actualmente con dos hoteles en Bulgaria y uno en la República Checa y su intención es seguir aumentando su presencia en Europa del Este. En cuanto a Hospes, el responsable de Desarrollo de Negocio, Jorge Fernández, centró su exposición en Budapest, la capital de Hungría, donde están desarrollando un proyecto hotelero. "Consideramos nuestra presencia en Budapest como lanzadera para el resto de países de la zona, en los que estamos muy interesados", señaló. Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
este dentro.jpgeste dentro.jpg

este dentro.jpgeste dentro.jpg

Pol.JPGPol.JPG

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Daniel Martyn21/10/2007 18:10:00

Cito un trozo de otro artículo sombre más o menos el mismo tema:

Polonia es el país más atractivo para invertir de Europa central y del este

Según el informe "European Investment Monitor 2007", elaborado por la consultora Ernst & Young, Polonia es el país más atractivo para inversores extranjeros, entre los 12 últimos países que entraron en la UE. Polonia ocupa el sexto lugar en Europa en cuanto a captación de Inversión Extranjera Directa (IED), y se sitúa detrás de Francia, Reino Unido, Alemania, España y Bélgica. Los países que más han invertido en Polonia han sido Alemania, Reino Unido, España, Francia, Suiza, Corea del Sur, Japón y los EEUU. A pesar de que Polonia esté perdiendo competitividad en términos de coste de la mano de obra, tan solo China le supera entre los países en los que resulta más interesante ubicar centros productivos. Por otra parte, según expertos del Banco Nacional de Polonia y de la Agencia de Información e Inversiones polaca (PAlilZ), la opinión sobre Polonia está cambiando y ya no se considera fuente de bajo coste de la mano de obra. Cada vez son más los inversores que buscan personal altamente cualificado en el país. El Ministerio de Economía polaco estima que en 2007 se alcanzará la cifra de 12.000 millones de euros de IED, superando el buen resultado de 2006 (11.100 millones de euros).

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.