Diario 5408 22.10.2018 | 18:27
Hosteltur: Noticias de turismo
AECA no descarta similares medidas en otras compañías españolas

Spanair inicia la eliminación de rutas y estudia la mayoría de sus bases operativas

19 julio, 2008
Spanair ha comunicado el calendario para la eliminación de las nueve rutas que considera menos rentables. A partir del 27 de julio dejará de operar sus vuelos entre Madrid y San Sebastián. Según explicó la aerolínea, ayer empezó a informar a los clientes de que no se pueden reservar billetes en esa ruta para vuelos posteriores a esa fecha. Y a partir de ahí seguirá eliminando trayectos. En cuanto a sus bases operativas, podría quedarse con dos o tres.
El 31 de julio no realizará más el enlace entre Girona y Madrid. En septiembre se cancelarán los vuelos de Madrid a Viena, Granada, Oviedo y Múnich. El enlace entre Barcelona y Zúrich dejará de operar a partir del próximo 28 de septiembre. Por último, el 25 de octubre cerrará las rutas de Bilbao a Jerez y Málaga. La compañía ha puesto fecha a las acciones de su plan de viabilidad que incluye el despido de 1.100 trabajadores y el retiro de 15 aviones. Spanair estudia además lo viable de sus actuales siete bases operativas, ubicadas en Palma de Mallorca, Madrid, Barcelona, Las Palmas, Tenerife, Bilbao y Málaga, aduciendo los elevados costes de mantenimiento que suponen. Fuentes de la empresa han señalado que posiblemente se dejen operativas dos, que serían las de los aeropuertos de Barajas y El Prat, aunque no se ha concretado si esta decisión incluiría su sede en Palma, ya que también es la sede central de la compañía. Spanair se reúne con AECA y sus asociadas El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, dijo que si la crisis continúa y no se toman medidas "urgentes y rápidas", la situación de Spanair podría producirse en otras aerolíneas. Navío hizo esta consideración antes de reunirse con representantes de las compañías asociadas a AECA, Air Comet, Futura, Pullmantur, Spanair, Hola Airlines, Aebal, Pan Air, Swift Air, Air Berlín y empresas de helicópteros. Navío resaltó que, según va pasando el tiempo, la crisis en el sector "se agranda", por lo que no descarta "nuevas regulaciones de empleo en otras compañías aéreas españolas". Navío considera que "hace falta poner en marcha un plan de choque para hacer frente a esta crisis", e informó de que AECA ha pedido una nueva reunión con el Ministerio de Fomento para exponerle un paquete de veintidós medidas relativas a todos los aspectos en los que las compañías no tienen capacidad de gestión sobre los costes. Entre estas medidas destacan la reducción de las tasas de navegación aérea y aeroportuarias, así como las que corresponden al uso de oficinas, locales, mostradores y aparcamiento en aeropuertos. Así mismo, que el Estado sufrague los costes de seguridad (como hace en el caso del tren AVE) y programas de agilidad en la tramitación de licencias. Plantea además que haya más competencia entre los suministradores de combustible; racionalizar el espacio aéreo español; la creación del "cielo único europeo"; crear grupos de trabajo con AENA y el Ministerio de Fomento; reducir las cotizaciones sociales, y establecer incentivos fiscales para las compañías. En este punto, Navío lamentó que los gobiernos europeos conviertan el transporte aéreo "en una industria recaudadora de impuestos". Uno de los asuntos que "más preocupa" y que también se incluirá en el paquete de medidas es la futura norma respecto a los tiempos de vuelo y de descanso de las tripulaciones técnicas. Navío recordó que esa normativa europea no entrará en vigor hasta dentro de 18 meses. Las aerolíneas españolas, adelantó, "no van a ser las primeras en introducir normas más restrictivas, que encarecen los costes cuando el sector atraviesa una crisis". Navío afirmó que los márgenes de las compañías se están reduciendo de una manera "importante", ya que "los ingresos están disminuyendo y los costes, aumentando", lo que provocará que "si no se toman medidas, a corto plazo, las cuentas de pérdidas y ganancias de las aerolíneas presentarán pérdidas en la mayoría de ellas", por lo que no descartó que se puedan producir nuevos incrementos en el precio de los billetes a causa del alza del combustible. Las empresas, argumentó, "tienen que graduar muy bien estos incrementos en las tarifas, ya que se está notando una reducción en el número de pasajeros, por lo que tendrán que buscar un equilibrio entre las dos variables". Respecto a Spanair, dijo que por el momento no ha anunciado trasladar su base de Palma, pero sí estudia la reducción de conexiones y frecuencias. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar fplanas fplanas hace 10 años
Seguro que ahora los que tanto protestaban por la venta de hace unas semanas o meses, y que probablemente frustaran más de un intento con su actitud, ahora vean que era el mal menor. Siejkeeee....

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.