La compañía presenta a los sindicatos su plan de viabilidad

Spanair suprimirá la base de Palma y despedirá a 1.100 empleados, 600 en Mallorca

La dirección de Spanair plantea en el plan de viabilidad de la compañía el cierre de la base de Palma y el despido de unos 1.100 de los 3.800 trabajadores de plantilla, de los que unos 600 corresponden a las instalaciones de Mallorca. Estos datos han sido presentados el viernes pasado por la dirección de la compañía en una reunión informativa que ha mantenido con los representantes de los diez sindicatos que integran el comité de empresa.

Además, el plan de viabilidad incluye la propuesta de suprimir cinco de las siete bases operativas que tienen hasta ahora, incluyendo la de Palma, quedando en activo las de Madrid y Barcelona, que son las de mayor demanda. El plan de viabilidad presentado incluye la posibilidad de que desaparezcan entre 780 y 970 empleos a tiempo completo, lo que supondría alrededor de 1.100 despidos directos. Concretamente, estos puestos de trabajo corresponden a entre 95 y 105 pilotos; entre 140 y 215 tripulantes de cabina de pasajeros; entre 110 y 140 trabajadores del personal de rampa; ente 70 y 90 agentes de venta de billetes; entre 50 y 60 agentes de atención telefónica; entre 55 y 70 mecánicos; y entre 260 y 290 administrativos. Además, quince de los 63 aviones comerciales que la compañía tiene operativos en estos momentos dejarán de utilizarse en septiembre, ya que "no generan ingresos, sólo gastos", según han informado hoy a Efe fuentes de la aerolínea. El director de Recursos Humanos de Spanair, Héctor Sandoval, ha afirmado de que la compañía se ve en la "necesidad" de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE) al Ministerio de Trabajo en los próximos días para que pueda abrirse el periodo de consultas, que se alargará unos 30 días. Sandoval ha anunciado que la próxima semana volverán a convocar a los representantes, con los que se reunirán "prácticamente todas las semanas" para "ir perfilando" las negociaciones y, ha añadido que para finales de verano espera "un resultado satisfactorio" de las mismas. El trabajadores de Palma, los más afectados Respecto al número de trabajadores de Baleares que podrían ser despedidos, ha explicado que, al ser Palma a la vez base operativa y sede social de Spanair y de la compañía "Fuerza de Ventas" (incluida dentro del Plan por ser subsidiaria de la empresa), tendrá "un número mayor de personas que se verán afectadas" y que podría rondar 600 de los aproximadamente 1.400 empleados que hay actualmente contratados entre ambas empresas. Además de estos despidos, que afectarían "a todos los niveles jerárquicos y a todos los colectivos" de la compañía, también se van a negociar con los representantes otras medidas, como la movilidad geográfica de algunos puestos de trabajo. Estos datos, ha agregado, están sujetos a una negociación con los representantes, por lo que podrían variar. Sandoval ha explicado que el objetivo de la aerolínea es funcionar de una manera "más simple" y "más ajustada" a la situación actual del sector, que requiere "costes más bajos". El presidente del comité de empresa de Spanair, Jordi Mauri, ha afirmado, a la salida de la reunión, que todos los sindicatos "han manifestado claramente su gran preocupación" ante la previsible ejecución del ERE. Mauri ha afirmado que los datos ofrecidos hoy "no son del todo asumibles" por los representantes, ya que 1.100 despidos les parece una cifra "excesiva", y ha lamentado el poco margen de negociación que dan a los sindicatos, que ha considerado "mínimo". Los términos del plan de viabilidad serán ahora discutidos entre la dirección de la aerolínea y la mesa de negociación, que se formará en nombre de los trabajadores y que estará integrada por miembros de los sindicatos. Estas negociaciones deben estar finalizadas antes del 14 de septiembre, fecha que se ha dado como límite la empresa para implantar su plan de actuación. Reacción del Govern El presidente del Govern balear, Francesc Antich, anunció el sábado, tras un encuentro con el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha recibido "con sorpresa" el anuncio realizado por la compañía Spanair de suprimir su sede de Palma y ha añadido que las actuaciones que puede emprender su ejecutivo para evitarlo "son limitadas". Antich ha anunciado que el Govern realizará un seguimiento de las negociaciones para solventar los problemas de la compañía "para ver cuál es la situación real de por qué se quieren ir a otro lugar", ya que, según ha explicado, hasta el día de ayer la aerolínea "siempre había dicho que no se tocaría la sede de aquí". HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com) 
Spanair ND.bmpSpanair ND.bmp

Spanair ND.bmpSpanair ND.bmp

Spanair2 dentro.bmpSpanair2 dentro.bmp

Spanair2 dentro.bmpSpanair2 dentro.bmp

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Ramón4/08/2008 17:08:00

La gestión de Marsans. Primero Spanair, luego Aerolíneas y ahora Air Comet
La prensa argentina comienza a hablar de la privatización de ARSA, mientras la española continúa abonada a la publicidad de Marsans

Día de comienzo de vacaciones para muchos españoles: follón en el Aeropuerto de Barajas por el retraso de vuelos de las compañías Air Comet, del grupo Marsans, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual. Su carrera como gestores aeronáuticos del actual presidente de la patronal CEOE y de su socio no tiene parangón. Primero hundieron Spanair, hasta que el grupo sueco SAS se cansó de perder dinero y la puso en venta. Ahora no logra ni venderla y la empresa está sometida a un ERE o expediente de reducción de plantilla y de ruta. Luego Aerolíneas Argentinas (ARSA), compañía de bandera que les regaló el Gobierno Aznar y para cuyo reflotamiento les dio 758 millones de dólares. Harto de que no invirtieran, el Gobierno argentino decidió nacionalizar la compañía (aunque no ha podido hacerlo peor, e incluso puede que los dos empresarios que le han llevado a la quiebra a ARSA salgan indemnes y con dinero del asunto). Ahora le toca el turno a Air Comet, su nuevo proyecto: el sábado día 2 estalló el motín en el Aeropuerto de Barajas por retrasos en los vuelos de la compañía, especialmente el que se marchaba con destino a Chile.

Al mismo tiempo, con la re-estatización de ARSA la prensa argentina ha empezado a contar lo que los medios españoles callan: el sumario que se sigue en un juzgado madrileño con Díaz Ferrán y Pascual por desvío de fondos públicos, delito fiscal y estafa procesal. Dicho de otra forma más clara: la firme sospecha de una juez de de que al menos 300 de los precitado 758 millones de dólares regalados por los españoles a Marsans para reflotar Aerolíneas –amén del regalo de la compañía- no se utilizaron para pagar las deuda de la compañía. Eso es lo que se está juzgando en Madrid y eso es sobre lo que callan vergonzosamente los más poderosos multimedia españoles. Por cierto, Marsans es uno de los principales anunciantes del país.

Y hablando de deudas: ¿Quién va a pagar la que estos dos genios de la gestión han dejado en ARSA?

De hispanidad.com

00 Más comentarios del lector Responder

ANTONIOBBB@TELELINE.ES5/08/2008 12:08:00

Le ha faltado a Vd. unicamente culparles también de la crisis en Argentina... y tal vez en el resto del mundo

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.