Diario 6009 25.09.2020 | 15:21
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Dormir en la cama de Saddam y hacer turismo en Irak, lo más 'in'

8 abril, 2009
Puede sonar peligroso y seguramente aún lo sea, pero el hecho es que ya hay gente que se atreve a visitar Irak, un país que lleva ocupado por los estadounidenses desde 2003 y en el que diariamente se suceden los atentados. Además, las autoridades estadounidenses se han querido apuntar al filón turístico y han puesto en marcha una iniciativa un tanto morbosa, ofertan alojamiento en el mismísimo palacio de Saddam Hussein.
La oferta va dirigida a los recién casados, las autoridades iraquíes ofrecen la posibilidad a las parejas de pasar la luna de miel en la antigua residencia del dictador. La habitación se puede alquilar por unos 200 dólares (150 euros) la noche y según algunas fuentes, los responsables de turismo esperan que mucha gente visite el palacio presidencial, de hecho ya se han empezado las reformas para reconvertir las antiguas salas destinadas a la guardia del dictador, en confortables habitaciones equipadas con grandes televisiones y camas ?king size".

Pero no es sólo ésta la novedad en el país, según parece ya han empezado a llegar los primeros turistas occidentales. Según algunos medios internacionales, un canadiense, dos estadounidenses y cinco británicos han estado ya visitando las zonas más conflictivas de Irak, entre ellas la capital, Bagdad, y ciudades del norte y sur del país, que fueron escenario de cruentas batallas y atentados desde la invasión del país.

Quince días de aventura

Según parece, el viaje de estos occidentales, organizado por una agencia británica especializada en turismo de aventura, se inició el pasado ocho de marzo y duró dos semanas. La ruta se inició en el Kurdistán iraquí, una zona que hace tiempo está ya abierta al turismo, pues está alejada del conflicto armado. Luego visitaron Ninivé, Samarra, Nayaf, Karbala y Basora.

A diferencia de los funcionarios extranjeros que llegan a Irak y que se trasladan de un lado a otro en helicópteros o vehículos blindados y siempre protegidos con chalecos antibalas, el grupo de turistas se movió por el país a bordo de un autobús turístico, con escoltas armados vestidos de civil. "Es gente muy aventurera, ajena a los viajes turísticos normales", señala Geoff Hann, director general de la agencia Hinterland, que organizó la expedición. "De todas maneras no habríamos organizado un viaje así hace nueve meses", advierte. La violencia en Irak se ha reducido drásticamente a lo largo del último año y ha llegado a índices similares a los de mediados del 2003.

Xisca Muñoz (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.