Diario 5938 04.07.2020 | 21:14
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Las villas termales, buscando diferenciarse de los spa & wellness

20 julio, 2009
Los municipios-balnearios tradicionales han visto cómo en los últimos años, bajo el paraguas del turismo de salud, han florecido en España miles de propuestas etiquetadas como spa & wellness o similares. Ahora llega el turno de contraatacar y reposicionarse en el mercado.
Con el objetivo de diferenciarse y marcar distancias respecto a los spas de hoteles y de otros complejos turísticos, las localidades españolas que disponen de aguas minerales y termales han optado por desarrollar una marca propia, con su propia señalización y sistemas homologados de calidad.

Así ha nacido la marca "Villas Termales. Destinos saludables", impulsada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en colaboración con la Secretaría de Estado de Turismo, que se presentó el pasado lunes en Madrid.

Cabe recordar que la Sección de Entidades Locales con Aguas Minerales y Termales de la FEMP nació en el año 2001 con el objetivo precisamente de potenciar el turismo termal de sus afiliados. Dicha sección cuenta ya con 96 ayuntamientos y cuatro diputaciones adheridas (ver listado y objetivos del grupo en documento PDF adjunto).

Según explica el presidente de Villas Termales, el alcalde de Alhama de Granada, Francisco Escobedo, este proyecto persigue desarrollar "políticas integrales de turismo en los municipios" y que, al mismo tiempo el cliente perciba las diferencias del termalismo respecto a otras ofertas como los "spa".

Turismo sostenible

De este modo, la red de Villas Termales pretende ser identificada como "un destino sostenible, basado en el patrimonio, que ofrece salud, bienestar, cultura, naturaleza, ocio y gastronomía".

Cabe apuntar que el 90% de las villas termales se encuentra en zonas rurales y el 75% de los municipios con balnearios tiene menos de 5.000 habitantes. "El termalismo supone un recurso estratégico para el desarrollo de estas zonas rurales", sostiene la FEMP.

Según datos de la FEMP, en las villas termales se genera una actividad económica directa de 1.500 millones de euros anuales, 300 millones en los propios balnearios y 1.300 millones con el envasado de aguas minerales naturales.

De hecho, son villas termales aquellas que ofrecen aguas minero-medicinales o simplemente minerales, "de origen natural y pureza microbiológica con propiedades características, en razón de las cuales son declaradas de utilidad pública".

La media de empleo directo generado por el termalismo es de 100 trabajadores en cada villa termal, lo que supone 7.500 empleos directos en toda España. ?Es una cifra importante porque se trata de un empleo estable no estacional?, explica Francisco Escobedo.

Implantación de estándares de calidad

Además del reposicionamiento de la marca, se ha puesto en marcha una nueva página web y se está llevando a cabo la implantación de estándares de calidad en las villas termales que disponen de un balneario abierto. "Este proyecto nace con la idea de poder crear un distintivo de calidad común para todos los municipios adheridos", explica la FEMP.

De modo paralelo, se está realizando un plan de señalización turística de Villas Termales, con el fin de identificar en las carreteras a los municipios adheridos.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.