Diario 5328 20.07.2018 | 18:44
Hosteltur: Noticias de turismo

Calvià pide al Govern Balear y a Madrid que arrimen el hombro para modernizar el destino

19 agosto, 2009
El primer destino de Balears, Calvià -uno de los grandes portaaviones del turismo español- logró recuperar en pocos días la plena normalidad tras el atentado que el pasado 30 de julio sacudió Mallorca. Pero más a largo plazo, el destino, dada su madurez, sabe que necesitará un plan de reconversión integral. Por ello reclama el apoyo del Govern Balear y del Gobierno central.
Calvià dispone de 58.000 plazas regladas (de hoteles y apartamentos turísticos) y el año pasado recibió cerca de dos millones de turistas. Durante los seis primeros meses de 2009, la ocupación media en esta localidad turística mallorquina ha sido del 70%, frente al 75% que se alcanzó durante el mismo período del año anterior.

Según el INE, Calvià es el primer destino de Balears y el sexto municipio de España en pernoctaciones hoteleras, con 8,77 millones de estancias en 2008, por encima de las 7,66 millones de noches de hotel registradas en Palma de Mallorca el año pasado.

Las cancelaciones que se registraron en la isla de Mallorca tras el atentado de Palmanova no fueron significativas, aunque la ocupación de agosto iba a depender mucho de las reservas de última hora.
 
Pero más allá de los aspectos coyunturales de la temporada 2009 (caída de la demanda en los mercados emisores debido a la crisis económica; atentados; gripe A), Calvià intenta mirar a largo plazo para no perder competitividad frente a otros destinos del Mediterráneo, cada vez más numerosos.
 
En este sentido, el Ayuntamiento -presidido por el alcalde popular Carlos Delgado- convocó recientemente un concurso de ideas para la modernización del destino. Hace un mes se dio a conocer el proyecto ganador, que incluye la regeneración de las zonas turísticas, así como la construcción de un museo de arte moderno y de un centro deportivo.
 
Consorcio mixto

Con el fin de obtener ayudas económicas, Calvià ha solicitado que este plan sea declarado por las administraciones públicas "proyecto piloto" de reconversión de destinos maduros y que se constituya un consorcio mixto, siguiendo el ejemplo de Playa de Palma, Costa del Sol Occidental, Maspalomas y Puerto de la Cruz.
 
No obstante, explica Jaime Martínez gerente de la Fundació Calvià, el organismo de promoción del destino, a fecha de hoy ni el Govern Balear ni el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio han manifestado su apoyo al citado plan.
 
"El proyecto de reconversión es básico para Calvià dado que somos un destino maduro, incluso con más plazas hoteleras y playas que Playa de Palma. No contar con el apoyo de las otras administraciones supondría un agravio comparativo", expone Martínez.
 
El arrecife artificial, un proyecto bloqueado

Otro proyecto que no avanza, en este caso debido al rechazo del Ministerio de Medio Ambiente, es el hundimiento de la vieja fragata de la Armada española 'Baleares' frente a las playas del municipio. De este modo, los restos del buque se convertirían en un arrecife artificial, que atraería fauna marina y serviría para potenciar el turismo de buceo, según la memoria del proyecto.
 
En diversos puntos de Florida (EE UU) se han llevado a cabo hundimientos controlados de buques con la misma finalidad. Calvià insiste además que la 'Baleares' sería despojada antes de ser hundida de los materiales contaminantes (cableado, aceites, etc), por lo que este proyecto "sería un referente en todo el Mediterráneo, con un potencial tremendo". Pero aún así, el Ministerio de Medio Ambiente sigue negando los permisos, por lo que el Ayuntamiento ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo.
 
En cualquier caso, Calvià no se detiene. Recientemente ocho de sus playas han conseguido la Bandera Azul y otras dos han sido premiadas con la Q de Calidad Turística. Además, a medio plazo se pondrán en marcha diversos servicios turísticos en la finca Galatzó, de 1.400 hectáreas, que fue adquirida en 2004: un albergue para excursionistas, salas de exposiciones, granja-escuela, itinerarios, recuperación de yacimientos arqueológicos, etc.
 
El municipio cuenta este año con un presupuesto de promoción turística de 500.000 euros, administrados por la Fundació Calvià. Se trata de un organismo sin ánimo de lucro, creado en 2004 e integrado por el Ayuntamiento, las cinco asociaciones hoteleras del municipio (de zonas tan conocidas como Pamanova y Magalluf) y representantes de la oferta complementaria.

Xavier Canalis
(actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.