El post: ¿Cómo pueden reinventarse las agencias?

El otro día leía el post de Santos, de Negoservicios,  sobre el cambio en la agencia de viajes y cómo éstas deberían reinventarse. La verdad es que es un tema muy interesante que nos ha generado una gran cantidad de reflexión y de trabajo para llegar a una serie de conclusiones que quería dejar aquí para ver si os pueden interesar.

1) Convertirse en anfitriones. Trabajar desde la perspectiva del anfitrión, de ser la persona primer contacto que el consumidor tenga a la hora de viajar una vez ha escogido el destino es una opción muy valida para generar valor.
Si somos una agencia especialistas sobre nuestro territorio, nos convertimos en anfitriones. Tratar de ponerlo en los distintos canales que tenemos a nuestra disposición, configurar un producto de interés en nuestro territorio  permitirá apoyar una de las cosas que a priori llevamos en nosotros mismos: Conocer una cultura porque formamos parte de ella, somos ella.
En este sentido la georeferencia se convierte en una herramienta de  una enorme utilidad que nos permite dar información a usuarios sobre cosas que ver o hacer en el destino. Sobre georeferencia, un post calentito de Gersón Beltrán que nos puede ayudar a ver todas las posibilidades que este concepto nos aporta.

2) Trabajar sobre la sostenibilidad turística. La puesta en marcha de sístemas turísticos relacionados con la RSE de las empresas es otra de las alternativas que las agencias independientes pueden trabajar para aportar valor a su trabajo. Pueden no sólo acceder a mercados diferentes (y potencialmente enormes) sino  trabajar en la medición de sostenibilidad de la oferta que ponen en el mercado. La teoría de stakeholders y clusters está muy ligada a esta idea: El trabajo en un entorno RSE (proveedores, distribuidores, etc) es muy importante para que la empresa turística esté trabajando en esa misma RSE. Entendemos que una pequeña agencia de viajes receptiva, inserta en su territorio, tiene muchas más posibilidades de diferenciarse por RSE que una gran empresa (a pesar de que la gran empresa tenga mucho dinero para marketing nunca podrá quitarse el "san benito" de ser GRANDE y esto el consumidor lo sabe diferenciar).
Y el consumidor, ¿qué dice?: "Si yo tengo que buscar responsabilidad pues no lo hago pero al mismo precio, o incluso un poco más alto, soy capaz de elegir el producto responsable". Ahora mismo esto es una realidad... Si un producto cumple con ciertos requisitos en el ambito medioambiental, cultural y social evidentemente el viajero va a preferir estos al otro que no lo está.
Para ello hay que conocer el mercado y, por supuesto, el concepto. Necesitaremos, pues, formación.

3) Utilizar masivamente las herramientas a nuestra disposición: Y estas herramientas son, una vez más, la web, la web y la web con la posibilidad que tiene de dar armas al pez chico de competir con el pez grande. La diferenciación en espacio y responsabilidad  permitiría un posicionamiento en factores determinados (no en los más generalistas) y, por tanto, la posibilidad de ser encontrado por un cliente que esté interesado por uno o por otro factor.
Estas herramientas están ahí para utilizarlas... Y creemos que simplemente hay que querer ponerse en marcha.

Daniel Villagrán
El post en la Comunidad Hosteltur
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.