Orizonia y Globalia se siguen repartiendo el mercado

La dispersión de los grupos de gestión dificulta la competencia de las independientes con las grandes

La fusión de los grupos de gestión franceses Afat y Selectour el pasado septiembre, hizo pensar en el sector español que este tipo de operaciones sería la mejor fórmula para que las agencias de viajes independientes compitieran en igualdad de fuerzas con las grandes redes. No obstante, la diversidad y dispersión de los grupos de gestión españoles lo hacen muy improbable. 

El sector emisor español está asistiendo a un profundo cambio estructural. La crisis ha forzado un proceso en el que la tendencia es la concentración en grandes grupos dejando atrás, poco a poco, la atomización de una sobredimensionada red de miles de empresas. Un proceso que están protagonizando Globalia y Orizonia, a base de compras y alianzas. Ambos grupos están absorbiendo e integrando turoperadores y agencias, en un imparable reparto del mercado.  
 
Ante esta situación, una de las alternativas que le quedan a las agencias independientes es la integración en grupos de gestión, para ganar poder de compra. Pero también los grupos comerciales reflejan la misma atomización que lastra la competitividad de las agencias independientes.
 
Desde que a principios de los 90 aparecieran en España los primeros grupos de gestión, el sector ha visto como esta fórmula ha cuajado y han proliferado hasta los más de 20 grupos que había hace diez años. Actualmente su cómputo, que ha ido creciendo, se ha convertido en un complejo entramado donde conviven grupos de muy diversos tamaños y fórmulas de relación con las agencias asociadas.
 
Sociedades mercantiles y asociaciones
 
Ante esta situación, muchos en el sector señalan cómo única fórmula para competir con las grandes redes la fusión de grupos comerciales, a imagen del ejemplo francés, tal y como se expuso hace un par de semanas en HOSTELTUR TV. Pero incluso esta fórmula resulta sobre el terreno prácticamente imposible. Ya ha habido intentos que han acabado en fracasos.
 
La razón fundamental que dificulta la concentración entre los grupos de gestión hay que buscarla en los diversos modelos bajo los que están creados. La mayoría de ellos son empresas de servicios, cuyos clientes son las agencias de viajes de cuyas cuotas obtienen la rentabilidad.
 
Al lado de estas sociedades mercantiles conviven unos pocos grupos constituidos como asociaciones sin ánimo de lucro, cuyos propietarios son las propias agencias. Precisamente, este es el modelo más parecido al de los grupos franceses que se fusionaron, que funcionan como cooperativas.
 
Fusiones y alianzas comerciales
 
Para que la concentración tuviera éxito entre los grupos tendrían que producirse fusiones o absorciones, una alternativa que ha tenido pocos ejemplos en el mercado español, si bien cabe mencionar la fusión en 2001 de los grupos Air y Met, dando paso al actual Airmet. O la absorción en 2007 del pequeño grupo AMA por parte de Europa Viajes.
 
Otra alternativa que también se ha manejado ha sido la de las alianzas comerciales, pero los sucesivos intentos han acabado en fracaso. Tales fueron los casos de la alianza OSA (Star, Over, Avantours), o la que lanzaron AVASA, Unida y AVA.
 
Mención aparte merece la creación de la Asociación de Grupos Comerciales de Agencias de Viajes (Agrupa), que nació hace unos diez años precisamente con el objetivo de concentrar todas las fuerzas de los grupos para competir con las grandes redes. Actualmente son nueve sus miembros (Airmet, Star, Avantours, Unida, Europa Viajes, Over, Edenia, Cybas y Ret).
 
No obstante, su éxito ha sido muy relativo y cuestionado por grupos que están fuera, y que consideran que Agrupa está haciendo “daño” al resto del sector, al haber facilitado que los grandes turoperadores hayan conseguido implantar el “café para todos”, en cuanto a comisiones, en detrimento de los grupos y agencias que mejores condiciones tenían, ya que la estrategia de los turoperadores ha sido igualar raseando por la parte baja.
 
Por otro lado, otro de los obstáculos que se encuentran las fusiones, y que han contribuido al fracaso de las alianzas comerciales, es la proverbial indisciplina de la mayoría de las agencias integradas en los grupos, que hacen poco caso a las consignas que llegan de la central para vender el producto de determinados proveedores.
 
Siete grupos ceden su turoperador a Globalia
 
Y por si esta dispersión fuera poco para debilitar a las agencias independientes ante las grandes redes y proveedores, se ha sumado hace pocas semanas la absorción del turoperador Travelider por parte de Globalia. Este turoperador, creado por los grupos Star, Airmet, Unida, Europa Viajes, Over, Avantours y Edenia (todos integrados en Agrupa), estaba acuciado por las deudas, y primero se ofreció a Orizonia, que lo desestimó, y posteriormente a Globalia que se lo ha quedado con el objetivo de ampliar las ventas de Travelplán a través de las agencias de esos siete grupos. 
 
Una operación que no es una compra por parte de Globalia, sino otra fórmula de relación, de la que se darán los detalles en breve, según ha podido saber HOSTELTUR.
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
 
agencias, grupos, ND.jpgagencias, grupos, ND.jpg

agencias, grupos, dnetro.jpgagencias, grupos, dnetro.jpg

agencias, grupos, ND.jpgagencias, grupos, ND.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.