Diario 5323 15.07.2018 | 23:24
Hosteltur: Noticias de turismo

La posible aportación del dueño de Tremón a Marsans, pendiente de los bancos

11 mayo, 2010
Ayer por la tarde se reunieron representantes de los bancos acreedores de Marsans y de la agencia. El objetivo, obtener el visto bueno para el acuerdo de intenciones por el que el dueño de Tremón, Hilario Rodríguez, podría realizar una inyección de capital. Una reunión que es posible que continúe hoy y que, de ser positiva, dará paso a otra, con carácter de urgencia, con IATA.
Si bien ha trascendido que la cantidad que podría aportar Rodríguez estaría en torno a los 100 millones de euros, no ha sido confirmada por la empresa cuyos dueños, por otro lado, podrían aportar otra cantidad de menor magnitud fruto de una reciente venta de hoteles de su cadena Hotetur en el Caribe. 
 
Por su parte, el dueño de Tremón, a titulo personal, parece contar con el respaldo del Banco de Santander, que es el principar acreedor financiero de Marsans (los principales son los proveedores, con Orizonia a la cabeza). No obstante, ayer horas después de que apareciera en algunos medios que el acuerdo era firme, el grupo Tremón señaló a Efe que, aunque su propietario, Hilario Rodríguez, haya mantenido conversaciones con Marsans, aún no se ha alcanzado "acuerdo ninguno" para reflotar ese grupo turístico. Una situación confusa que ya se está convirtiendo en habitual en todo este proceso.

Unos 25 M € para recuperar la licencia IATA
 
Si finalmente los bancos dan el visto bueno y el dueño de Tremón tuviera realmente interés, el siguiente y urgente paso será llamar a IATA para pagar, recuperar la licencia y poder volver a vender billetes de avión. De hecho, ya hubo un intento de reunión el pasado viernes que finalmente no se realizó. 
 
Para recuperar la licencia de IATA, Marsans deberá pagar los cerca de 20 millones de euros del aval, cuyo cálculo se hace en base del promedio de los fondos entregados en los últimos doce meses al BSP, siendo el importe del aval el equivalente a cincuenta días de ventas.
 
A esa cantidad tendrá que sumar la agencia los cinco millones de euros de las ventas que realizó entre el 1 y el 20 de abril, pendientes de pagar al BSP, ya que Marsans liquidó el 15 de abril la producción de marzo, pero había estado vendiendo posteriormente hasta que fueron retiradas las placas. En total, unos 25 millones de euros.  
 
Por su parte, y paralelamente a estos intentos, el intermediario Iván Losada Castell continúa con el encargo recibido. A este respecto, el grupo Basgra, del que Losada fue administrador, ha enviado un comunicado aclarando que el grupo estaba  compuesto  “por  diversas  empresas, de  las  cuales únicamente una, la constructora Espaprosa, está en estos momentos en concurso de acreedores, y el resto de empresas, entre ellas Belqueba, siguen su actividad”.
 
Por su parte, el grupo inmobiliario Tremón entró en concurso de acreedores en noviembre de 2008 al no poder afrontar una deuda cercana a los 900 millones de euros, apenas un año después de intentar salir a bolsa en dos ocasiones. La compañía lanzó en mayo un plan de viabilidad para pagar su deuda en siete años. Entre sus empresas destacan la cadena Tremón Hoteles (TRH) o la compañía de gestión de aparcamientos Hiperauto.
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
http://twitter.com/JMaDelarosa  

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.