Diario 5408 22.10.2018 | 11:57
Hosteltur: Noticias de turismo

El turismo español sigue perdiendo cuota de mercado en el año 2 de la crisis

13 septiembre, 2010
"El turismo no puede pinchar porque no ha tenido burbujas, como otros sectores" fue un mantra repetido una y otra vez desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio cuando se desató la crisis económica a partir del segundo semestre de 2008.
Pero al cumplirse dos años del inicio de la recesión, un informe del Banco de España revela la caída de los indicadores, la pérdida de cuota de mercado y los problemas estructurales del sector.
 
En este sentido, la crisis económica y la caída de la demanda que ha afectado a los principales mercados emisores de turistas han golpeado con más fuerza a España que a otros destinos, a tenor de los datos ya cerrados del año 2009. Y los indicadores más recientes de 2010 apuntan a la misma tendencia.
 
En 2009 los ingresos por turismo internacional en todo el mundo se redujeron en un 6% mientras que los viajes turísticos internacionales cayeron un 4%, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). Y es que en tiempos de crisis los ingresos se ven más afectados que las llegadas.
 
Sin embargo, cuando observamos los datos de España, las caídas de ambos indicadores son más pronunciadas en comparación con la media mundial. Así, los ingresos por turismo extranjero cayeron un 9,6%, mientras que las llegadas de turistas internacionales descendieron un 8,7%.

Mayor resistencia de los destinos emergentes
 
Según un informe del Banco de España, durante 2009 el retroceso de las llegadas de viajeros extranjeros a España o de los ingresos por turismo fue comparable al registrado en los países de Europa del norte y central.
 
Sin embargo, apunta la institución, "los destinos del arco mediterráneo que compiten más directamente con España mostraron una mayor resistencia a los efectos de la recesión mundial, destacando los casos de Turquía y Marruecos".
 
En este sentido, el organismo bancario recuerda que España tiene una alta dependencia del mercado emisor británico, pues de aquí procede uno de cada cuatro turistas extranjeros que visitan nuestro país. Y este mercado cayó un 15,5% en 2009 como consecuencia de la crisis y de la apreciación del euro frente a la libra.
 
Aunque por otro lado, según destaca el Banco de España, el crecimiento de los destinos emergentes se produjo porque, al disminuir las rentas de los potenciales turistas, éstos substituyeron los "destinos de mayor coste" por "otros más baratos".
 
Tendencias 2010
 
"La evidencia apunta a que España ha continuado perdiendo cuota en nuestros dos principales mercados emisores: Reino Unido y Alemania", según el informe del Banco de España, teniendo en cuenta los datos de 2010.
 
Por ejemplo, durante los cuatro primeros meses del año España recibió un total de 12,72 millones de turistas extranjeros, un 4,3% menos.
 
Este descenso, según el Instituto de Estudios Turísticos, se explicaría "además de por la coyuntura económica internacional, por los impactos meteorológicos y por la nube de cenizas volcánicas que han influido en numerosas cancelaciones de vuelos".
 
En cualquier caso, durante el mismo período enero-abril, las llegadas de turistas internacionales en el mundo crecieron un 7%.
 
Para la OMT, "si bien los resultados de abril se vieron afectados por el cierre durante una semana del espacio aéreo europeo, a escala mundial el ritmo de recuperación es más rápido de lo inicialmente previsto, impulsado en gran medida por los mercados emergentes".
 
Para todo el año 2010, la OMT prevé que las llegadas de turistas internacionales crezcan entre un 3% y un 4%.

Pérdida de competitividad
 
Por otra parte, el diagnóstico realizado por el Banco de España es claro y contundente: "Más allá de los efectos de la crisis y de otros factores coyunturales, la evolución observada en los últimos años debe ser enmarcada dentro de un contexto de pérdida de competitividad de la oferta de nuestro país frente a los competidores del Mediterráneo oriental, que, en el segmento de turismo de playa, en algunos casos compiten con instalaciones más modernas que las españolas y con una relación calidad-precio más favorable".
 
De este modo, concluye la institución: "el potencial de crecimiento del sector turístico español pasa por mejorar la calidad y potenciar el proceso de diversificación hacia segmentos turísticos con mayor capacidad de gasto, entre los que destacan el urbano y de negocios, menos sensibles a la competencia de los destinos de sol y playa del arco mediterráneo, con ventajas en precios y costes".
 
Este reportaje ha sido publicado por la revista HOSTELTUR de septiembre y puede descargarse como documento PDF o bien leerse a través de la versión electrónica de la revista.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
http://twitter.com/XavierCanalis
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.