Diario 5329 21.07.2018 | 10:27
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

KLM reabre su ruta a Buenos Aires, su destino 67º

19 febrero, 2011

Tras 10 años de ausencia, KLM Royal Dutch Airlines reiniciará sus vuelos regulares entre Ámsterdam y Buenos Aires a partir del 31 de octubre de 2011. Buenos Aires se convertirá en el destino intercontinental número 67 de la compañía.

“Con Buenos Aires como séptimo destino de KLM en América Latina, reforzamos nuestra posición en esta región de gran crecimiento”, ha afirmado Peter Hartman, presidente de KLM.

“América Latina tiene una importancia clave en la extensa red de vuelos del grupo Air France KLM. Buenos Aires, con 14 millones de habitantes, es uno de los destinos más importantes de este mercado de rápido crecimiento. Argentina es un destino turístico muy popular entre los viajeros europeos. Asimismo, Argentina tiene un mercado de negocios muy desarrollado, siendo Holanda un importante socio comercial en materia de importación/exportación”, ha añadido Peter Hartman.

El nuevo vuelo directo al aeropuerto de Ezeiza Buenos Aires será operado tres veces por semana en la próxima temporada de invierno, y se espera incrementar una frecuencia, hasta las cuatro semanales, en marzo de 2012.

El vuelo KL707 saldrá por la mañana del aeropuerto de Ámsterdam Schiphol a las 10:10 horas, los lunes, miércoles y viernes, para llegar a Buenos Aires el mismo día por la tarde, a las 20:20 horas. El vuelo de regreso, KL708, saldrá también de Buenos Aires los lunes, miércoles y viernes a las 22:20 horas para llegar a Ámsterdam al día siguiente, a las 15:35 horas.

Los vuelos serán operados con un 777-200ER, con capacidad para 318 pasajeros: 35 en World Business Class y 283 en Economy Class.

Aerolíneas Argentinas, futuro socio de la alianza SkyTeam de la que forma parte KLM, ofrece vuelos de conexión desde Buenos Aires a un gran número de destinos en Argentina. Desde España, KLM ofrece cinco vuelos diarios entre Madrid y Ámsterdam, y otros tantos entre Barcelona y Ámsterdam, donde los pasajeros pueden conectar con toda la red de largo alcance de KLM.