Hosteltur: Noticias de turismo
Por ines-lopez, en Distribución

American Express y Shell forman una alianza

3 junio, 2021 (10:44:46)

Ambas compañías pretenden aumentar la distribución y el uso de combustible sostenible para la aviación, denominado SAF (por sus siglas en inglés, Sustainable Aviation Fuel)

Esta colaboración añadirá la demanda de SAF proveniente de los viajes corporativos a la ya existente, aportando escala para promover inversiones en producción de SAF, mediante distintos tipos de tecnología, en los próximos años.

Imagen nota de prensa Hosteltur

American Express Global Business Travel (GBT) y Shell Aviation han anunciado que colaborarán en una alianza para que la industria de la aviación pueda disponer de un combustible sostenible. Ambas empresas diseñarán un modelo destinado a aumentar el suministro y el uso de este combustible para lograr una aviación más sostenible y acelerar así el camino hacia las emisiones netas zero (NZE) por parte de la industria aérea.

Esta colaboración combina el poder de compra de las aerolíneas con los clientes de viajes corporativos de GBT, a escala, para impulsar un cambio notable en la producción y el uso de SAF. Esto, a su vez, permitiría a líneas aéreas y empresas avanzar hacia los objetivos de reducción continua de emisiones a largo plazo.

Para muchas empresas, el regreso y la reactivación de los viajes de negocios esenciales es un motor fundamental para el crecimiento económico. No obstante, las opciones para reducir las emisiones de los viajes en avión, en línea con los objetivos más amplios de emisiones netas cero, son, en la actualidad, bastante limitadas. Es poco probable que las tecnologías de carbono bajo o nulo, como el hidrógeno y el vuelo eléctrico, tengan un impacto a gran escala hasta mediados de siglo. Esto dejaría a SAF como la única opción viable dentro de la industria aérea para reducir las emisiones a corto y medio plazo. El SAF se puede fabricar a partir de una variedad de materias primas y varias vías tecnológicas diferentes. En comparación con el combustible convencional para aviones, derivado de combustibles fósiles, el SAF tiene el potencial de reducir las emisiones del ciclo de vida de la aviación hasta en un 80%. 1 Sin embargo, hoy en día, representa menos del 0,1% del combustible de aviación utilizado y se produce utilizando un tipo de tecnología específica.

Anna Mascolo, presidenta de Shell Aviation, ha comentado: “Queremos ayudar a descarbonizar el sector de la aviación y creemos que esta colaboración podría ofrecer nuevas soluciones para que nuestros clientes alcancen sus emisiones netas cero. SAF tiene un potencial increíble para impulsar la descarbonización dentro de la industria aérea. Incluso si todos los proyectos anunciados hoy llegaran a materializarse, SAF todavía representaría solo el uno por ciento del mercado del combustible para la industria aérea en 2030. 3 Si el sector de la aviación necesitara más SAF para 2025, serían necesarias, hoy, nuevas y notables inversiones. Esta colaboración con GBT tiene como objetivo crear un entorno que favorezca las nuevas inversiones en la producción de SAF así como en nuevas tecnologías ".

El CEO (presidente ejecutivo) de GBT, Paul Abbott, ha añadido: “Nuestro enfoque con Shell podría proporcionar una solución llave en mano para aquellas empresas que quieren alcanzar cero emisiones netas. Esta colaboración añadirá la demanda proveniente de los viajes corporativos a la ya existente, aportando escala para promover inversiones en la producción de este combustible sostenible. Al trabajar conjuntamente con Shell, nuestro objetivo es permitir que las empresas y las líneas aéreas tracen un rumbo hacia sus propios objetivos de emisiones, actuando como líderes y creando un cambio real ”.

Esta colaboración ayudará en la transformación de la industria aérea y de los viajes corporativos, impulsará un futuro de cero emisiones y ofrecerá una nueva solución a clientes para sus propios objetivos de transición energética y de reducción de carbono. Además, esta alianza combinará las relaciones de confianza de GBT con empresas y viajeros, y la experiencia en estrategias de reducción de emisiones, junto al enorme conocimiento de Shell en la aviación, en SAF y en las soluciones de gestión de carbono.

Tanto Shell como GBT han establecido sus propios objetivos individuales para convertirse en empresas de cero emisiones netas en 2050, en sintonía con la sociedad. Los objetivos de Shell cubren la gama completa de sus emisiones, de alcance 1, 2 y 3 de toda la energía que venden, además de la que producen. Lograr el objetivo que se plantea podría suponer que, para 2030, Shell esté produciendo ocho veces más combustibles bajos en carbono y aumentar la cantidad de biocombustibles e hidrógeno en los combustibles de transporte que vende a más del 10% (desde alrededor del 3% en 2020). Shell está trabajando con sus clientes para acelerar la transición hacia emisiones netas cero. Para lograr su objetivo de emisiones netas cero en 2050, GBT planea utilizar SAF para reducir sus propias emisiones de viajes corporativos.