Diario 2174 11.12.2019 | 14:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Tiene 60 frecuencias a Buenos Aires reservadas hasta el 28 de diciembre

Empleados de Alas-U financiarán nueva aerolínea de Uruguay con 25% de su sueldo

Nueva empresa espera volar en el último trimestre de 2013 15 mayo, 2013

La sucesora de Pluna como aerolínea uruguaya, Alas-U, espera empezar a volar antes de la temporada de verano, en octubre. Tiene reservadas 60 frecuencias semanales a Buenos Aires que vencen el 28 de diciembre de 2013.

César Iroldi, representante de los ex funcionarios de Pluna que integra el directorio en la conformación de la nueva aerolínea, dijo a HOSTELTUR noticias turismo que la definición del nombre y el logo de la empresa representa un avance y que era necesario tener esto resuelto “para el proceso de certificación de la empresa”.

Render de la proyectada presencia de Alas-U en el aeropuerto de Carrasco
Render de la proyectada presencia de Alas-U en el aeropuerto de Carrasco

El plan de negocios de la empresa fue presentado al estatal Fondo de Desarrollo (Fondes), que en una o dos semanas aprobará el préstamo de US$ 15 millones que el gobierno se comprometió a darle a los exfuncionarios de Pluna.

Iroldi dijo que para Alas-U es necesario seguir pensando en el proyecto basado en el uso de los siete Bombardier CRJ-900 que están en Uruguay y no considerar un cambio de aeronaves, lo que implica una serie de desventajas. “Usar los que tenemos acá nos permite empezar a volar antes de la temporada”, sostuvo. La empresa planifica estar operativa en el último trimestre de 2013. Los pasajes se pondrían a la venta dos meses antes de los primeros vuelos, informaron delegados de la empresa.

Los destinos que Alas-U pretende operar, además del puente aéreo con Aeroparque de Buenos Aires, son Ezeiza, Sao Paulo, Rio de Janeiro, Santiago de Chile, Asunción, Porto Alegre y Curitiba.

“Estamos esperando concluir el proceso de certificación de la aerolínea frente a la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINACIA) en Uruguay y, culminado eso, la certificación en casa una de las bases en las que vamos a operar”, indicó Iroldi.

Otra ventaja de emplear los aviones que Pluna usaba, y que permanecen en el Aeropuerto de Carrasco desde junio del año pasado, es que los pilotos “están todos calificados para volar con estas aeronaves y no se necesitan cursos de instrucción”, explicó Iroldi.

Así estarán decorados los Bombardier de la nueva aerolínea
Así estarán decorados los Bombardier de la nueva aerolínea

Respecto a las posibilidades de que los aviones sean embargados en Brasil por causas judiciales que Pluna tiene abiertas en ese país, Iroldi manifestó que se han hecho “consultas jurídicas” y la respuesta ha sido que “no hay certezas de posibilidades de embargo o no”. Si los aviones estuvieran requeridos, manifestó, eso debería saberlo el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Relaciones Exteriores que, según Iroldi, no han recibido “ningún requerimiento por los aviones”.

Por otra parte, aseguró que “el Estado está al día” con los pagos al Scotia Bank de Canadá –cuotas semestrales de US$ 8 millones- que financió la compra de los aviones. La próxima cuota se debe pagar en agosto.

Para operar con los siete aviones, Iroldi dijo a HOSTELTUR que trabajarán 502 funcionarios en Montevideo y 89 en el exterior aunque hizo la salvedad de que la empresa “no empezaría a operar con los siete al mismo tiempo, sino por etapas”.

Puente aéreo

Más allá de las rutas de Alas-U solicitará una vez que esté debidamente certificada por la DINACIA, Iroldi hizo hincapié en que las 60 frecuencias semanales que Pluna tenía para volar a Buenos Aires “está reservadas por ley hasta el 28 de diciembre; una vez que estemos certificados reclamaremos esas 60 frecuencias que fueron otorgadas en forma provisoria” a otras compañías.

El préstamo del Fondes, de US$ 15 millones, no es suficiente para capitalizar inicialmente la empresa por lo que los trabajadores “donarán” el 25% de su sueldo a la empresa. Iroldi calculó que serán “US$ 3.500.000 en los primeros meses”.

El plan de negocios tiene previsto en el flujo de caja el cálculo de los salarios “que no se van a apartar del laudo”.

Logo de la futura empresa aérea
Logo de la futura empresa aérea

Respecto a las deudas y compromisos impagos de Pluna –con la petrolera estatal uruguaya Ancap, por ejemplo- Iroldi dijo que Alas-U es una nueva empresa que no tiene vinculación jurídica con la ex aerolínea de bandera y “no tiene ningún tipo de deuda, sólo el préstamo del Fondes”.

Por ahora, el fideicomiso de Pluna está pagando el mantenimiento de los aviones –que incluye vuelos periódicos para que no estén inactivos-, así como sueldos y otros gastos, incluyendo las cuotas al banco canadiense.

En el Aeropuerto de Carrasco, indicó Iroldi, “esperamos negociar para tener los mismos beneficios que otras aerolíneas, hemos estado conversando pero preferimos no adelantar nada”.

Vea el video promocional que los exempleados de Pluna dieron a conocer en enero.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.