Diario 2157 18.11.2019 | 23:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam.

Nueva York denuncia a inmobiliaria por alquilar pisos a través de Airbnb

Se estima que se recibieron más de US$ 20,7 millones en alquileres de corto plazo 15 enero, 2019
  • Ayuntamiento demandó a la inmobiliaria Metropolitan Propery Group, a cinco empleados y extrabajadores y a 18 entidades relacionadas
  • Se calcula que recibieron 20.700.000 dólares en alquileres de corto plazo entre 2015 y 2018
  • "Los hoteles ilegales están quitando viviendas preciadas a los neoyorquinos", dice el alcalde de Nueva York

La Alcaldía de Nueva York ha denunciado este lunes a una inmobiliaria de la ciudad por realizar alquileres de corta duración, principalmente a través de la plataforma en línea Airbnb.

El Ayuntamiento ha demandado a la inmobiliaria Metropolitan Propery Group (MPG), a cinco empleados y extrabajadores y a 18 entidades relacionadas con dichos asalariados por convertir al menos 150 apartamentos en 35 edificios residenciales en "alquileres ilegales de corta duración".

El estado de Nueva York prohibió en 2010 el alquiler por periodos menores de 30 días de viviendas situadas en edificios habitados por más de tres familias viviendo independientemente. La única salvedad era que dicho alquiler se realizara con un residente permanente residiendo en el piso.

"Los hoteles ilegales están quitando viviendas preciadas a los neoyorquinos y desestabilizando nuestras comunidades", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, citado por el comunicado.

Según el Ayuntamiento, hasta un tercio de los alquileres de corta duración en la ciudad de Nueva York "son parte de una operación comercial altamente desarrollada".

Las autoridades sostienen que un total de 18 entidades afiliadas a MPG y sus empleados recibieron 20.700.000 dólares en alquileres de corto plazo entre 2015 y 2018. En total, aseguran que se realizaron 13.691 transacciones con 75.000 invitados "a los que no se les notificó que los alquileres eran ilegales ni de que los apartamentos carecían de medidas de seguridad".

Esta denuncia se produce después de que el pasado 3 de enero, un juez federal decidiera bloquear temporalmente la aplicación de una ley aprobada por el Ayuntamiento de Nueva York para poner coto a las empresas de alquiler de viviendas como Airbnb, y que exige la entrega de información sobre los huéspedes, los clientes y las viviendas.

El juez Paul A. Engelmayer del Tribunal Federal del sur de Nueva York tomó está medida por considerar que la Alcaldía no puede exigir los datos sobre las casas alquiladas, las identidades ni la residencia de los hospedados. La ley no entrará en vigor hasta que no concluya el litigio, según el togado, quien considera que el asunto se resolverá en breve.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.