Diario 2006 19.04.2019 | 23:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Asociación CLIA presenta plan de expansión

Brasil explora nuevos destinos para escalas de cruceros

11 julio, 2017

Con el comienzo de la temporada alta de cruceros en Sudamérica en noviembre el sector se prepara –sólo en Brasil- para movilizar unos 400.000 pasajeros en los siete navíos. La Asociación Brasileña de Cruceros Marítimos (CLIA-Abremar) tiene un plan de expansión que incluye la exploración de nuevos destinos.

Marco Ferraz, presidente de la Asociación Brasileña de Cruceros Marítimos (CLIA-Abremar), indicó que el sector está investigando varios puertos que podrían recibir cruceros en las próximas temporadas, como Morro de Sao Paulo (Bahía), Itajaí, , São Francisco do Sul y Florianópolis (Santa Catarina), además de Guarapari y Vitória (Espirito Santo). 

La asociación destacó la prueba que se llevó a cabo en Camboriú en abril, un destino que en la temporada 2017-2018 recibirá 21 escalas, y que “generará un gran impacto económico en la ciudad”, mencionó Ferraz, quien presentó en el Ministerio de Turismo de Brasil un plan de expansión de la entidad y sus asociados.

De acuerdo con una investigación realizada por la Fundación Getulio Vargas, cada pasajero de un gran navío gasta un promedio de US$ 142 en cada puerto (466 reales), por lo que se calcula que en 21 escalas de un barco con 3.500 visitantes la inyección económica podría superar los US$ 10 millones durante la temporada de unos cuatro meses de duración.

Brasil explora nuevos destinos para escalas de cruceros

Marx Beltrão, ministro de Turismo coincide con las empresas navieras y operadoras de servicios en la necesidad de ofrecer condiciones más competitivas, trazando una estrategia para revitalizar un sector que ha perdido peso en los últimos años.

“Este es un sector bastante dinámico; si no ofrecemos condiciones para que los cruceros operen, simplemente los barcos son destinados a otras regiones; con eso perdemos turistas y la economía se ve perjudicada”, afirmó el ministro

De acuerdo a Beltrão, la primera conquista para el sector fue la reglamentación de la Ley de Migración, que eliminó los visados de trabajo para los extranjeros que se desempeñan a bordo de los cruceros. El fin de esta exigencia reduce los costos de operación de cada navío en unos US$ 150.000.

Los desafíos, ahora, son la identificación de nuevas rutas y puertos, así como nuevas medidas para reducir los costos operativos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.