Diario 2026 19.05.2019 | 21:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crecimiento de 7,2% en un año; flota aumentó 9,4%

Aerolíneas europeas “low cost” superaron los 200 millones de pasajeros en 2012

21 febrero, 2013

Las compañías aéreas europeas de bajo costo transportaron 202,4 millones de pasajeros en 2012, lo que supone una cifra récord y un crecimiento de 7,2% con respecto al año anterior, según anunció la Asociación Europea de Aerolíneas de Bajo Coste (ELFAA en inglés).

Estos resultados demuestran la "tendencia anual al alza" de su modelo de negocio "a pesar del complicado entorno financiero", según afirmó en un comunicado el secretario general de la ELFAA, John Hanlon.

Entre enero y diciembre de 2012, el factor de carga de los aviones permaneció estable en el 83%, un dato que refleja "una mayor eficiencia tanto desde la perspectiva de negocios como medioambiental", destacó la asociación, mientras que el número de aeronaves que componen su flota creció en un 9,4%.

Destacan eficiencia 'de negocios y medioambiental' del sector
Destacan eficiencia "de negocios y medioambiental" del sector

Hanlon subrayó el crecimiento continuado de las compañías de bajo costo frente a "los muchos desafíos" que éstas afrontan, y en particular señaló a "las ayudas públicas ilegales a aerolíneas de bandera como SAS" y a "los fallos a la hora de aplicar el Cielo Único Europeo".

A su juicio, "estos fallos impiden el desarrollo del sector de bajo costo, amenazan la libre competencia en la UE y perjudican la protección medioambiental".

Asimismo, criticó la "amenaza real" que supone la moratoria parcial propuesta para la aplicación del sistema de comercio de emisiones europeo (ETS, de sus siglas en inglés) en aquellos vuelos que se originen o tengan por destino un país fuera de la UE, por considerarla "altamente discriminatoria" y "contraria a la efectividad medioambiental" de las políticas europeas.

Congelar normativa europea

Por ello, la ELFAA pidió al Parlamento Europeo y a los Veintisiete que rechacen esta propuesta, que supondría congelar un año la aplicación de esta normativa europea a los citados vuelos, para favorecer un acuerdo internacional en este sentido.

La polémica introducción del sector de la aviación en el sistema europeo de comercio de emisiones en enero de 2012 cuenta desde un principio con la fuerte oposición de países como EE.UU., India, China, México, Brasil o Rusia.

El ETS grava a todos los vuelos que operen en la UE en función de las toneladas de CO2 que liberan a la atmósfera, algo a lo que se oponen frontalmente los socios de la UE.

La suspensión temporal propuesta por la CE busca rebajar la tensión generada por esta medida, con el objetivo de lograr un acuerdo internacional para reducir las emisiones de CO2 de la aviación en la próxima asamblea general de la Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI), prevista para otoño de este año. 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.