Diario 2202 21.01.2020 | 07:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. El presidente de la compañía expuso en el Senado en plenario de comisiones

Mariano Recalde: "Es un mito que Aerolíneas Argentinas pierda cada vez más plata"

12 septiembre, 2013

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, explicó ante el Senado nacional que el déficit por el que atraviesa la compañía estatal es consecuencia de gestiones privadas que la dejaron “al borde de la quiebra” y porque mucho dinero es destinado a pagar salarios y cubrir el valor del combustible.

"Dicen que Aerolíneas es la caja de La Cámpora, pero no es verdad", aseveró Recalde respondiendo a las críticas por el manejo de fondos de la empresa. Frente a los senadores que integran las Comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Infraestructura, Vivienda y Transporte, señaló que la compañía aérea “no es una empresa del Gobierno, no es de un partido político, sino que es del Estado”.

Durante su exposición, aprovechó para “llevarle tranquilidad a los argentinos” y remarcó que “la gestión en Aerolíneas es profesional, técnica e integrada por expertos de la industria, con mucha experiencia y trayectoria y que vienen de carrera dentro de la empresa o de otras actividades del sector privado”.

Recalde aclara que el déficit de Aerolíneas Argentinas es por salarios y combustible

Al profundizar sobre la situación financiera en que se encuentra la empresa estatal, comentó que “se ha instalado como un mito, como una zoncera, que Aerolíneas pierde cada vez más plata, que hay un déficit insoportable. Y muchos argentinos creen y muchos opinólogos están convencidos que ese déficit fue generado por la gestión pública en Aerolíneas Argentinas”.

En ese sentido, aclaró que cuando se estatizó la empresa tenía un “patrimonio neto negativo de más de 1.146 millones de dólares”, convirtiéndose en una compañía deficitaria “por las pésimas gestiones privadas que la dejaron al borde de la quiebra, y ausente del mercado aerocomercial”.

Detalló que en la actualidad esa deuda está bajando y que para fin de año totalizará US$ 250 millones, cifra que contrasta “con los 850 millones de dólares del 2011, que fue un año nefasto para la empresa”.

El presidente de la aerolínea agregó que un porcentaje importante del dinero del Estado es orientado a cubrir el costo de salarios y combustible ya que, según explicó previamente en radio La Red, entre los dos demandan a diario 22 millones de pesos (US$ 3,8 millones). De ese total, 12 millones (US$ 2,1 millones) son para cubrir salarios y 10 millones (US$ 1,7 millones) para combustible.

Para cubrir el déficit la empresa debe transportar 12 millones de pasajeros.
Para cubrir el déficit la empresa debe transportar 12 millones de pasajeros.

Al referirse al tema en el Senado, Mariano Recalde subrayó que “son costos fijos muy difíciles de reducir si uno tiene conciencia social”, puesto que implicaría eliminar empleos.

“O asumimos que para que la Argentina tenga vuelos y conectividad es necesario sostener una situación deficitaria generada por privados o buscamos otra salida para hacer que esta empresa sea sustentable”, dijo, para luego añadir que con su equipo de trabajo “queremos dejar una aerolínea que sea sustentable y que ni (el jefe de gobierno porteño, Mauricio) Macri pueda privatizar”.

Según Recalde, la empresa aérea estatal conseguirá la estabilidad económica cuando se consiga transportar a 12 millones de pasajeros por año, meta que a la que aspiran llegar, teniendo en cuenta que prevén cerrar el 2013 habiendo movilizado a 8,5 millones de pasajeros.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.