Los pilotos de Iberia, en huelga de celo en plena campaña de salida a Bolsa

Los pilotos de Iberia empezaron ayer, el mismo día en que se conocía que la compañía saldrá a Bolsa el 3 de abril, una huelga de celo, o trabajo a reglamento. El sindicato de pilotos SEPLA pide, en una carta enviada a sus afiliados, ajustarse "estrictamente" al reglamento "hasta que la negociación del convenio de frutos concretos".

Los pilotos de Iberia empezaron ayer, el mismo día en que se conocía que la compañía saldrá a Bolsa el 3 de abril, una huelga de celo, o trabajo a reglamento. El sindicato de pilotos SEPLA pide, en una carta enviada a sus afiliados, ajustarse "estrictamente" al reglamento "hasta que la negociación del convenio de frutos concretos". Esta campaña de movilizaciones, con la que el SEPLA trata de apoyar sus reivindicaciones salariales, provocará previsiblemente retrasos a partir de hoy. Si la negociación no prospera, los pilotos plantearán otras medidas de presión en marzo. La compañía asegura que las peticiones elevarían su salario un 18%. La salida a Bolsa de Iberia no va a estar desprovista de tensión. De hecho, empezó ayer con el reparto a los pilotos por parte de la sección sindical del SEPLA de una circular en la que el sindicato explica "de manera concreta" sus peticiones para todo el colectivo. "Revisad cada programación que os asignen y rechazad todo aquello que no se ajuste estrictamente al convenio por nimio que os parezca", "los despachos de vuelos debemos realizarlos ajustándonos estrictamente a las normas que dictan los manuales de la compañía, así como circulares de los directivos, cargas de combustible, recepción del avión, chequeos, embarque, autorizaciones, ATC , rodajes, perfiles-planes de vuelo operacionales, entrega del avión, etc.". En fin, una llamada al trabajo a reglamento, o huelga de celo, en reivindicación de una firma rápida del convenio colectivo. "Cuando alguien actúa contra nuestros intereses, nuestras familias y nuestra profesión, lo único coherente es impedírselo. Hagamos todos ya una defensa radical de nuestros derechos y no permitamos que nos despojen poco a poco de lo que durante tantos años nos ha costado estructurar en nuestro convenio", dice la circular.Según el SEPLA, después de haber demostrado una "buena voluntad sin límites" y haber obtenido "sólo indiferencia y dilación", el "recordar" a los pilotos que cumplan estrictamente las normas es la única manera, de momento, de conseguir que Iberia deje de incumplir los acuerdos adoptados en la última revisión y negocie el siguiente convenio. Entre sus peticiones, el SEPLA incluye la devolución del descuento salarial que se aplica desde 1995, y hasta 26 revisiones del convenio actual, muchas de ellas relativas a los periodos de descanso y a las jubilaciones. Según Iberia, la plataforma presentada por el SEPLA está fuera de todo margen de negociación. Si bien en cuanto a salario el SEPLA pide la revisión salarial sobre el IPC real de 2000 más el IPC previsto para 2001 con cláusula de revisión, el resto de reivindicaciones -incluida la anulación del descuento salarial-, de aplicarse a toda la empresa supondría 24.000 millones de pesetas de incremento de masa salarial. La compañía afirma que, incluso con la cláusula de descuento, ninguno de los más de 1.800 pilotos de la compañía ha cobrado menos porque la rebaja salarial se ha compensado con un pacto de productividad. Añade que las peticiones de los pilotos, cuyo sueldo bruto anual oscila entre los 12 y más de 30 millones- suponen un incremento de sus retribuciones del 18%. Igualmente, afirma que, sólo atendiendo a lo que piden en cuanto a prejubilación (a partir de los 55 años), Iberia tendría que provisionar más de 50.000 millones de pesetas. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.