Las líneas aéreas europeas caen en marzo más que el mercado

El sector aéreo europeo no logra despegar en Bolsa. Tras la subida registrada en el último trimestre de 2000, las compañías han marcado en los primeros compases de 2001 una acusada orientación bajista que se ha acentuado en marzo, momento elegido por Iberia para iniciar la colocación. Para los especialistas, esta es una perspectiva poco optimista para la aerolínea española, que empezará a cotizar el 3 de abril.

El sector aéreo europeo no logra despegar en Bolsa. Tras la subida registrada en el último trimestre de 2000, las compañías han marcado en los primeros compases de 2001 una acusada orientación bajista que se ha acentuado en marzo, momento elegido por Iberia para iniciar la colocación. Para los especialistas, esta es una perspectiva poco optimista para la aerolínea española, que empezará a cotizar el 3 de abril. En lo que va de año, el castigo en Bolsa ha sido abultado para firmas como Alitalia (-13,4%), British Airways (-21,9%), Lufthansa (-22,4%) y Swissair (-25%). La caída se ha acentuado en marzo, cuando la británica ha caído un 24%; la alemana, un 7,4%, y la suiza, un 9,6%. Algo mejor parada ha salido Air France, que retrocede en marzo el 5,2%, si bien en el año cae un 22,5%. Easyjet, que empezó a cotizar en noviembre, pierde en 2001 un 9,76%, aunque gana el 14% desde la colocación. La causa, una vez más, se encuentra en el temor a que un frenazo económico mayor de lo previsto haga mella en los resultados, a pesar de los menores costes energéticos, que en principio deberían favorecerles. En épocas de menor crecimiento, estos valores sufren directamente el recorte de gastos por parte de las empresas, lo que repercute en su balance. Los pronósticos para el año no parecen optimistas. El último informe de Morgan Stanley rebaja un 15% la previsión de ganancias para las aerolíneas europeas, dado el menor tráfico de pasajeros estimado. Los analistas mantienen la recomendación de infraponderar el sector. "La desaceleración estadounidense parece que se extenderá rápidamente. Esperamos que las aerolíneas europeas sufran un frenazo en los próximos meses", afirman los expertos . En esta misma línea se expresan los analistas de Schroeder Salomon Smith Barney, quienes esperan que el aterrizaje de la economía se deje sentir en los beneficios, después del fuerte crecimiento registrado el pasado ejercicio. "Somos optimistas a largo plazo (mejor gestión comercial, ventajas derivadas de la introducción de Internet, consolidación de la industria), pero creemos que comprar en estos momentos es arriesgado", indican los expertos, quienes, sin embargo, tampoco ven razones para recoger beneficios. Así, para Merrill Lynch, la rentabilidad de la industria está muy influenciada por el crecimiento. "Lo peor del ciclo económico parece estar detrás nuestro", afirman. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.