Lufthansa obtuvo beneficios operativos de 1.000 millones de euros en el año 2000, para un incremento del 44

Con un beneficio operativo de más de mil millones de euros (166.386 millones de pesetas), Lufthansa obtuvo los mejores resultados de todas las aerolíneas europeas por cuarto año consecutivo, aseguraron fuentes de la compañía en comunicado de prensa.

Con un beneficio operativo de más de mil millones de euros (166.386 millones de pesetas), Lufthansa obtuvo los mejores resultados de todas las aerolíneas europeas por cuarto año consecutivo, aseguraron fuentes de la compañía en comunicado de prensa.Se trata de un incremento del 44% con respecto a los resultados de 1999 y demuestra claramente el éxito y la fortaleza competitiva de Lufthansa. Según afirmó Jürgen Weber, Presidente de Lufthansa, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Frankfurt, "la estrategia de negocio de nuestro Grupo integrado ha probado ser apropiada y fructífera. Ha facilitado nuestro éxito y nos ha permitido crecer. Debemos continuar desarrollándola para mantener nuestra rentabilidad". Los accionistas también participarán del excelente resultado de la compañía durante el 2000. El Consejo de Administración y el Comité de Dirección recomendarán en la próxima Asamblea General un incremento en los dividendos de alrededor de 4 céntimos con respecto al año pasado, por lo que el pago se situará en € 0,60 ( 99.83 pesetas) por acción. Durante el ejercicio 2000, Lufthansa ha aprovechado el aumento en la demanda del transporte aéreo, alcanzando nuevos récords. El Grupo mejoró su ocupación total en más de un 0,7% hasta alcanzar el 71,8%, una cifra nunca conseguida hasta ahora. Lufthansa Líneas Alemanas y Lufthansa CityLine transportaron conjuntamente 47 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 7,4%. Gracias al marcado aumento de las ventas unido a un moderado crecimiento de la capacidad, el índice de ocupación de pasajeros alcanzó un récord del 74,4%. Esta planificación de la capacidad de las aerolíneas del Grupo ha dado buen resultado, ya que la ocupación récord y el aumento en el ingreso medio por pasajero han incrementado la facturación por tráfico en un 17,5%, hasta los €12.500 millones ( 2.079 billones de pesetas). Sólo el segmento de pasajeros generó €10.000 millones (1.663 billones de pesetas), con un aumento del 16,2% con respecto a 1999. El segmento de carga también creció por encima del promedio, alcanzando un 23,3% de aumento en la facturación.El año pasado la facturación total del Grupo fue de €15.200 millones (2.529 billones de pesetas), con un incremento del 18,8%. Otros ingresos operativos aumentaron en un 21,4% hasta los €1.600 millones (266.217 millones de pesetas). A ello ayudó la ganancia derivada de la venta de un paquete de acciones de Amadeus, por una suma de € 375 millones (62.394 millones de pesetas).El coste de los materiales se incrementó drásticamente durante el año pasado, en un 24,4%, principalmente por el precio del queroseno. El aumento en el volumen de tráfico, la fluctuación en los precios del combustible y los efectos de los cambios monetarios hicieron que los gastos por combustible se subieran un 65%, hasta los € 1.500 millones (249.579 millones de pesetas). De no haber sido por las medidas preventivas adoptadas por Lufthansa para asegurar el precio del combustible, el Grupo se habría visto obligado a pagar casi € 1.000 millones (166.386 millones de pesetas) más por el queroseno que en 1999.Todos los segmentos de negocio ayudaron a reforzar la rentabilidad del Grupo durante el año pasado a través de las contribuciones por ingresos y el valor efectivo añadido. El resultado operativo obtenido en el 2000 totalizó los €1.040 millones (173.041 millones de pesetas), sobrepasando la cifra correspondiente en 1999 en un 44,1%. Con una rentabilidad de sus actividades ordinarias de €1.200 millones (199,663 millones de pesetas), Lufthansa nuevamente obtuvo unas ganancias fuertes. Después de impuestos, el beneficio neto es de € 700 millones (116.470 millones de pesetas). En el año 2000, Lufthansa realizó nuevamente una importante inversión en la modernización y expansión de su flota, con un gasto total de € 1.500 millones (249.579 millones de pesetas) para la adquisición de aviones. La compañía puso en servicio 29 nuevos aviones durante el 2000. El capital invertido en fondos financieros fue de € 700 millones (116.470 millones de pesetas). Las magníficas ganancias combinadas con el pago menor de impuestos hicieron que el cash flow derivado de las actividades operativas pasara de los € 800 millones (133.108 millones de pesetas) a los € 2.100 millones (349.410 millones de pesetas). Esto ha permitido que Lufthansa financie completamente su gasto neto con los fondos generados internamente. (HOSTELTUR) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.