Diario 5330 23.07.2018 | 14:15
Hosteltur: Noticias de turismo

Líneas Aéreas Privadas Argentinas se presentó en concurso de acreedores para hacer frente a su deuda

19 mayo, 2001
La compañía Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA), la principal competidora de Aerolíneas Argentinas en el mercado local, se presentó el jueves en concurso de acreedores para hacer frente a una deuda estimada en 24.537 millones de pesetas (147,4 millones de euros/130 millones de dólares), según informaron fuentes de la compañía.
La compañía Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA), la principal competidora de Aerolíneas Argentinas en el mercado local, se presentó el jueves en concurso de acreedores para hacer frente a una deuda estimada en 24.537 millones de pesetas (147,4 millones de euros/130 millones de dólares), según informaron fuentes de la compañía. El objetivo de esta medida "es facilitar una reestructuración", explicaron las citadas fuentes, que añadieron que "se prevé que los vuelos operarán con normalidad". Actualmente, LAPA cuenta con una plantilla de 1.370 empleados y una flota de 16 aviones para cubrir los vuelos nacionales. Durante el pasado mes de abril, la compañía suspendió sus vuelos a Atlanta y Estados Unidos. Además, devolvió el avión Boeing 767, que poseía por el sistema de leasing (alquiler con opción a compra), con el que operaba esta ruta. Durante los últimos días, LAPA, que ocupa una cuota de mercado del 30 por ciento en el sector aéreo argentino, se benefició del conflicto que actualmente afecta a Aerolíneas Argentinas, ocupando más de la mitad de las plazas de los vuelos nacionales, según explicaron fuentes del sector aeronáutico. LAPA se situó como la segunda compañía área argentina mediante "una agresiva guerra de tarifas", aunque un accidente ocurrido el 31 de agosto de 1999 en el aeropuerto de esta ciudad y que provocó 67 muertos supuso un freno para el crecimiento de la empresa. El presidente de la aerolínea, Andrés Deustch, que durante los últimos 24 meses ha aportado un capital de 21.819 millones de pesetas (131,1 millones de euros/116 millones de pesos argentinos), fue procesado, junto con el resto del equipo directivo, por este accidente. Los bienes de la empresa fueron embargados por 11.325 millones de pesetas (68 millones de euros/60 millones de dólares) para hacer frente a las posibles indemnizaciones.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.