Los hoteleros españoles denuncian la fuerte caída de la ocupación en Baleares por la ecotasa

Los empresarios hoteleros españoles denuncian una fuerte caída en la ocupación en Baleares, tanto en lo que va de año como en las perspectivas para el periodo estival motivado, en buena medida, por la creación de un impuesto que grava la permanencia en hoteles. Auguran, sin embargo, buenas cifras de ocupación hotelera para este verano tanto en las Islas Canarias como en la Costa del Sol.

Los empresarios hoteleros españoles denuncian una fuerte caída en la ocupación en Baleares, tanto en lo que va de año como en las perspectivas para el periodo estival motivado, en buena medida, por la creación de un impuesto que grava la permanencia en hoteles. Auguran, sin embargo, buenas cifras de ocupación hotelera para este verano tanto en las Islas Canarias como en la Costa del Sol.En tal sentido, las perspectivas turísticas de los empresarios para la temporada estival son positivas prácticamente en toda España, excepto en Baleares, donde la entrada de turistas alemanes ha caído un 20 por ciento en los cuatro primeros meses del año. Fuentes de la Federación Española de Hoteles (FEH) denuncian al respecto que la ecotasa, que grava la pernoctación en los hoteles de las islas y que deben cobrar los empresarios, y «la campaña» realizada por el propio Gobierno balear en contra del turismo extranjero, y en concreto del alemán, son las principales causas de este descenso en la ocupación hotelera de las Islas Baleares, que podría acentuarse en los próximos meses. Critican, además, el hecho de que esta «supuesta tasa ecológica» la tengan que pagar únicamente los clientes de los hoteles, sin afectar en cambio a los turistas que se alojan en apartamentos privados o en campings. Las perspectivas son buenas, sin embargo, para Canarias y la Costa del Sol, así como para el turismo de congresos en ciudades como Madrid y Barcelona. En cuanto a las subidas de precios, la FEH defiende que en España se han realizado fuertes inversiones en los últimos años, y que disfrutamos de precios más baratos «que París, Londres o Berlín». Aseguran, en este sentido, que si los hoteleros ponen un precio es porque hay demanda y el cliente lo paga, y que si nadie lo pagara se bajarían los precios. Las citadas fuentes añadieron a ABC que desde el Gobierno se está incentivando el turismo de calidad, y un turismo de calidad no es de precios bajos. Según un avance del estudio del sector hotelero en España elaborado por la Federación, al que tuvo acceso ABC, durante el pasado año el sector facturó más de 1,3 billones de pesetas y dio empleo a casi 176.000 personas. De acuerdo con estas cifras, los 14.692 establecimientos hoteleros que existían en España al cierre del pasado ejercicio recibieron durante 2000 un total de 54,8 millones de clientes, la mayoría de ellos, un 54,2 por ciento, nacionales. La estancia media ascendió a casi cuatro días. Entre los turistas extranjeros destacan los británicos, que supusieron el 26,6 por ciento del total de personas que se alojaron en hoteles, hostales o pensiones durante el pasado año. les siguieron los alemanes, con un 21,04 por ciento del total y los franceses, con un 11,9 por ciento. Durante el pasado año el número de hoteles creció en 453, mientras los hostales y pensiones descendieron en 633. (Y. Gómez. diario ABC, 11/06/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.