Diario 5409 23.10.2018 | 22:14
Hosteltur: Noticias de turismo

El presidente de Baleares acusa a Aznar de practicar un centralismo rancio por la decisión de recurrir la ecotasa

28 julio, 2001
El presidente del gobierno de Baleares, Francesc Antich, lamenta el "centralismo rancio" del gobierno de Aznar, "que no puede soportar que las comunidades autónomas, especialmente las que no son de su cuerda política, sean mayores de edad".
El presidente del gobierno de Baleares, Francesc Antich, lamenta el "centralismo rancio" del gobierno de Aznar, "que no puede soportar que las comunidades autónomas, especialmente las que no son de su cuerda política, sean mayores de edad". Antich, que reaccionaba ayer de esta forma a la decisión del Ejecutivo español de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la ecotasa, añadió que "ha quedado claro" que frente a la voluntad de diálogo, el gobierno ha optado por la "imposición y el recurso a los tribunales". "Ante cualquier acto de soberanía autonómica, el gobierno del PP esgrime siempre la confrontación y la demonización", señaló Antich, quien se mostró convencido de que la presentación de este recurso ha sido una decisión "exclusivamente política". El presidente balear aseguró que su Gobierno autonómico se pondrá a trabajar para que se pueda levantar la suspensión del impuesto "porque el Gobierno balear está convencido de que, antes o después, habrá ecotasa. Consideró, además, que, con la decisión de recurrir ante el Tribunal Constitucional, el gobierno central ha dejado claro también que, en el negocio turístico de Baleares "nadie más que él puede hacer caja", aunque sean otros quienes invierten "para mantener bien este negocio". "El señor Aznar recauda miles de millones en nuestras islas, pero no puede consentir que aquí quede ni siquiera la calderilla", señaló. El presidente balear se dirigió directamente a Aznar para recordarle que en la entrevista que mantuvieron ambos hace un año, Aznar reclamó a las comunidades autónomas más corresponsabilidad fiscal. Sin embargo, precisó que el primer acto de "soberanía fiscal" de Baleares ha sido recurrido ante los tribunales. También se dirigió al ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, a quien aseguró que el recurso contra la ecotasa le hará daño políticamente. Antich añadió que, con esta decisión, el gobierno ha demostrado que su interés no está en defender a los ciudadanos de Baleares, sino a los intereses de unos pocos "aunque sean muy poderosos económicamente". Advirtió de que la decisión del Gobierno paraliza importantes proyectos de protección ambiental y paisajística de Baleares. "Pese a tener el Gobierno de Aznar a la contra, este Gobierno seguirá con la política de hacer un futuro sostenible para las Baleares", señaló. El presidente balear también tuvo palabras de censura para el sector hotelero de las islas y se mostró convencido de que, a partir de ahora, ya no se volverá a hablar de crisis en el sector turístico, "una crisis turística inexistente". "Ahora ya no habrá crisis; todo será una balsa de aceite y, al menos, aquellos que han hecho el ridículo hablando de crisis dejarán de hacerlo", afirmó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.