El sindicato de pilotos denuncia ante el Tribunal Supremo español la imposición de un arbitraje en Iberia

La sección sindical del Sepla en Iberia ha cumplido su amenaza. El pasado día 24 de julio presentó en el Tribunal Supremo un recurso contra la decisión del Consejo de Ministros del 13 de julio de establecer un arbitraje obligatorio como forma de solucionar la huelga que los pilotos habían convocado en la compañía aérea de bandera.

La sección sindical del Sepla en Iberia ha cumplido su amenaza. El pasado día 24 de julio presentó en el Tribunal Supremo un recurso contra la decisión del Consejo de Ministros del 13 de julio de establecer un arbitraje obligatorio como forma de solucionar la huelga que los pilotos habían convocado en la compañía aérea de bandera. En su recurso, presentado ante la Sala de lo Contencioso Administrativo, el Sepla defiende que la decisión del gobierno de imponer el arbitraje obligatorio le impidió ejercer el derecho de huelga, por lo que plantea su demanda apelando a la Ley 62/1978 de 26 de diciembre de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales de la persona. El Sepla-Iberia argumenta que su huelga estaba convocada de forma legal y se cumplían escrupulosamente los servicios mínimos impuestos por Fomento "cercanos, cuando no superiores al 80% de los vuelos, cuando la huelga sólo afectaba al 3% de los vuelos de Iberia". Según el texto del recurso, la decisión del Gobierno "deja sin efecto las jornadas de huelga convocadas para los días 24 de julio y para el 6, 13, 20, 27 y 31 de agosto". Asegura que ni la duración de la huelga ni las consecuencias de la misma justificaban dicha medida, sin que resultara afectada tampoco la economía nacional. "Y todo ello -argumenta- como respuesta al cierre patronal- ilegal declarado por los responsables de Iberia el día 12 de julio y que duró unas horas". El Sepla también ha recurrido ya, en este caso ante la Inspección de Trabajo, el cierre patronal que impuso la compañía alegando- un déficit de se-guridad. Por otro lado, fuentes cercanas al Sepla aseguran que las relaciones entre la aerolínea y sus pilotos han comenzado a enrarecerse de nuevo. La razón no es otra que la negativa de la compañía a reincorporar a la plantilla a los 23 pilotos en formación que despidió nada más iniciarse el conflicto con el sindicato de pilotos. Iberia aseguró ayer que estos pilotos no se incorporarán a la empresa hasta que no se modifique el plan de contingencia que tuvo que diseñar para hacer frente a la caída de actividad que, según argumentó, entonces produjo la huelga de pilotos. El laudo redactado por Federico Durán, árbitro designado por el Gobierno, para mediar en el conflicto, recomendó que, en aras de la paz social, Iberia readmitiera a los despedidos. Dentro también del ámbito del laudo, Iberia y sus pilotos han tenido que volver a recurrir a Federico Durán para que resolviera dudas de interpretación que habían surgido a la hora de aplicar el laudo en medidas referidas al aumento de productividad, billetes gratis e impacto de la eliminación de la clave 104 en relación al aporte que los pilotos realizan mensualmente. (Fernando Sanz, Diario Cinco Días, 01/08/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.