Diario 5861 05.04.2020 | 13:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Promotores y cadenas construirán 15 hoteles más en Valencia

27 septiembre, 2001
Promotores y cadenas hoteleras proyectan construir al menos 15 establecimientos más en la ciudad de Valencia, pese a que la oferta de plazas ha crecido un 34% desde 1997. Valencia es la ciudad con mayor aumento de visitantes en la última década, gracias a la incorporación de oferta de ocio y, especialmente, al turismo de congresos.
Promotores y cadenas hoteleras proyectan construir al menos 15 establecimientos más en la ciudad de Valencia, pese a que la oferta de plazas ha crecido un 34% desde 1997. Valencia es la ciudad con mayor aumento de visitantes en la última década, gracias a la incorporación de oferta de ocio y, especialmente, al turismo de congresos. La capital de la Comunidad Valenciana, sin ningún acontecimiento que la haya puesto de moda, como ocurrió en Barcelona, Sevilla, Madrid y, más recientemente, Bilbao, ha logrado ser la ciudad con mayor crecimiento de turismo urbano de la última década, según datos del Instituto Nacional de Estadística. La creación de oferta cultural y de ocio, como la Ciudad de las Artes y de las Ciencias; la renovación y ampliación del casco urbano y de la fachada marítima; la promoción de la ciudad como atractivo turístico y, sobre todo, la inauguración en julio de 1998 del Palacio de Congresos son las claves que han hecho crecer el turismo urbano y de negocios un 78% entre 1997 y 2000. Eso, y la renovación y ampliación de la oferta hotelera, según el director de Turismo Valencia Convention Bureau, José Salinas, que desde 1991 dirige la política de promoción de la ciudad. A finales de 1997, siete meses antes de inaugurarse el Palacio de Congresos, Valencia tenía 7.605 plazas hoteleras, casi todas en hoteles de tres o menos estrellas. Se llenaban en Fallas y durante los certámenes más importantes de la Feria de Valencia. Cinco años después el número de plazas asciende a 10.176 y al menos 15 hoteles están planificados por parte de distintas promotoras. Según José Salinas, "la evolución de la oferta hotelera ha sido muy positiva en los últimos años, pero conviene advertir de que se deben estudiar con detalle nuevos proyectos, dado que un crecimiento desaforado sería muy difícil de cubrir a corto y medio plazo". La advertencia de Salinas no busca asustar, sino evitar que algunos proyectos fracasen por creer que el crecimiento en la demanda -el 19,5% de media en los últimos cuatro años- se va a mantener. "Hay que insistir en que la progresión sea lógica", añade Salinas. Dos cadenas, NH Hoteles y Holiday Inn, han sido las más activas en los últimos dos años. NH, especializada en turismo urbano, ha abierto dos hoteles de tres y cuatro estrellas con un total de 286 habitaciones, además de un establecimiento de la cadena Express, con 121 habitaciones. La cadena cuenta ya con siete establecimientos en la ciudad, con lo que supera a Sol Meliá, que tiene cinco, el último inaugurado en 1999. Por su parte, la cadena Holiday Inn, también especializada en turismo urbano, se estrenó el año pasado en Valencia con dos hoteles de tres estrellas que suman un total de 225 habitaciones. En 2001 abrió su tercer establecimiento, de cuatro estrellas y 200 habitaciones. La mayoría de los nuevos hoteles se agrupan en torno al Palacio de Congresos y la avenida de Les Corts Valencianes, que conduce al recinto ferial, o cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, que tiene en funcionamiento dos instalaciones, el cine hemisférico y el museo de la ciencia. De entre los proyectos en marcha, destaca el de Residencial Ademuz, vinculada al grupo valenciano Edifesa, que ubicará en un edificio de 25 alturas dos hoteles y un aparthotel. Se construye próximo al Palacio de Congresos, lo mismo que el hotel que promueve el grupo Ballester, propietario de varios hoteles explotados por Sol Meliá. La empresa valenciana Abadía Promociones Hoteleras es una de las empresas independientes que se ha sumado al resurgir hotelero local. Pese a su nombre, esta empresa de capital familiar se dedicaba a restaurar edificios para destinarlos a alquiler de apartamentos -tiene unos 200- y oficinas. La empresa ha comprado un solar cerca del Palacio de Congresos y ya tiene licencia para construir un hotel de tres estrellas y 70 habitaciones. La inversión estará próxima a los 1.000 millones de pesetas (6,01 millones de euros), según el gerente de la empresa, Fernando Gómez-Lechón. Su intención no es gestionarlo autónomamente. No es la única empresa local que se ha interesado por el negocio hotelero. Al menos dos promotoras de Castellón y otras dos de Valencia han solicitado licencia para construir hoteles en el centro histórico de la ciudad, donde en los últimos años se han construido o remodelado varios establecimientos, como el Plaza y el Inglés, ambos pertenecientes a la cadena Meliá. La cadena Hesperia entró este año en Valencia con un hotel de cuatro estrellas y la cadena Santos lo hará en los próximos años, después de comprar el antiguo Balneario de las Arenas, en la playa del mismo nombre. Todos los hoteles proyectados y nuevos tienen tres o cuatro estrellas, excepto el del grupo catalán Expo, de cinco, paralizado desde hace 10 años por divergencias con la Administración. Valencia sólo tiene un hotel de cinco estrellas en el casco urbano, el Meliá Valencia Palace. (Diario Cinco Días, 27/9/01)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.