Bruselas no descarta medidas extraordinarias para las aerolíneas si el plan actual es insuficiente

La Comisión Europea no descarta la posibilidad de tener que tomar medidas extraordinarias en beneficio de las aerolíneas comunitarias si el plan actual se revela insuficiente para solucionar la crisis provocada por los atentados del 11 de septiembre y las ayudas estatales norteamericanas al sector aéreo.

La Comisión Europea no descarta la posibilidad de tener que tomar medidas extraordinarias en beneficio de las aerolíneas comunitarias si el plan actual se revela insuficiente para solucionar la crisis provocada por los atentados del 11 de septiembre y las ayudas estatales norteamericanas al sector aéreo. "Si no podemos resolver los problemas veremos qué se puede hacer para las rutas trasatlánticas", donde las compañías europeas compiten directamente con las norteamericanas, citó concretamente el portavoz europeo de Transportes, Gille Gantelet. No obstante, dijo no querer especular sobre nuevas ayudas puesto que el martes los ministros de la UE dieron su visto bueno al plan preparado por el comisario de Competencia, Mario Monti, y la comisaria europea de Transportes y Energía, Loyola de Palacio. "Ese es el plan que se va a aplicar. Si la situación empeora habrá que ver medidas complementarias pero de momento no están sobre la mesa", manifestó al ser preguntado por los periodistas. Aunque Estados Unidos ya ha entregado 18.000 millones de dólares a su sector aéreo, Bruselas sigue mostrándose reacia a abrir la caja de las ayudas estatales. "Las compañías aéreas europeas también recibieron en los 90 ayudas a la reestructuración y las norteamericanas no", recordó Gantelet. En otro orden de cosas, el portavoz de Transportes aseguró que la Unión Europea comenzará a negociar a finales de este mes un Código de Conducta con Estados Unidos sobre ayudas estatales a las aerolíneas con el objetivo de que los créditos que la administración norteamericana está entregando a su sector no recaigan sobre las rutas trasatlánticas y contribuyan a una competencia desleal con las aerolíneas europeas. Según Gantelet, el hecho de que el transporte aéreo no esté cubierto por las reglas de la Organización Mundial del Comercio no deja más que la vía diplomática a la UE para evitar que las ayudas estatales norteamericanas se fortalezcan frente a sus competidores de este lado del Atlántico. Bruselas jugará por tanto la baza del Código de Conducta con la vaga esperanza de que la Administración estadounidense entienda el problema, ya que no ha conseguido que los Quince le otorguen un mandato de negociación de "cielos abiertos" (liberalización aérea) con Estados Unidos. La comisaria De Palacio, por su parte, calificó esta situación de "esquizofrénica" porque los ministros le reclaman una solución frente a la competencia desleal de las aerolíneas estadounidenses, pero no le dan la posibilidad de negociar un acuerdo de este tipo. Se da el caso, además, de que la Comisión Europea ha denunciado los acuerdos bilaterales que algunos de los países de la UE tienen con Estados Unidos ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Sin un mandato para negociar un acuerdo de cielos abiertos, el Ejecutivo comunitario no puede dar más pasos. La alternativa, explicó De Palacio, es que todos los países denuncien, coordinadamente, sus acuerdos de cielos abiertos con Estados Unidos. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.