Dimite el presidente de United Airlines

El presidente de la segunda compañía aérea estadounidense, United Airlines (UAL), James Goodwin, ha presentado su dimisión dos semanas después de anunciar la quiebra de la compañía. John Creighton toma las riendas de UAL, un grupo que, como la industria aeronáutica en su conjunto, se ha visto abocado a una profunda crisis financiera tras los atentados del 11 de septiembre.

El presidente de la segunda compañía aérea estadounidense, United Airlines (UAL), James Goodwin, ha presentado su dimisión dos semanas después de anunciar la quiebra de la compañía. John Creighton toma las riendas de UAL, un grupo que, como la industria aeronáutica en su conjunto, se ha visto abocado a una profunda crisis financiera tras los atentados del 11 de septiembre.Creighton, de 69 años, es miembro del consejo administrativo de UAL y presidente del grupo forestal estadounidense Weyerhaeuser de 1991 a 1997. En una carta a los empleados, Goodwin había señalado a mediados de octubre que la empresa estaba en una situación "de hemorragia financiera" y que corría el riesgo de quebrar en 2002. "Nuestro objetivo inmediato es restaurar la estabilidad financiera de United. Tenemos la intención de trabajar de la mano con los empleados y los sindicatos para cumplir con esta tarea y desarrollar soluciones innovadoras", declaró el nuevo presidente en un comunicado. Los dos sindicatos que representan a los empleados de UAL reclamaban desde entonces su renuncia. La gran disminución del tráfico aéreo de pasajeros desde los atentados, unida al fuerte descenso en los viajes de negocios desde principios de 2001 por la desaceleración económica, forzaron a UAL a reducir el número de sus vuelos en un 25%. En consecuencia, la compañía decidió suprimir 20.000 empleos. Las acciones de UAL perdieron más del 20% después de la publicación de la carta. El pasado viernes cerraron a 13,93 dólares, frente a los 18,75 del día 15 de octubre y los 40 de principios de año. El diálogo con los sindicatos se anuncia crucial ya que los empleados poseen más del 50% de la compañía. El sindicato de pilotos de United (UAL-MEC) manifestó inmediatamente su apoyo al nuevo presidente. "Confío en Jack Creighton para conducir la compañía frente a los desafíos que le esperan", declaró el presidente del sindicato, Rick Dubinsky, que representa a 10.000 pilotos. El grupo deberá presentar sus resultados trimestrales el próximo jueves. "Francamente, no sé cuál es el estado actual de nuestras finanzas", admitió Creighton ayer en una conferencia de prensa telefónica. El nuevo presidente también está presionado por su edad, ya que los dirigentes de empresas estadounidenses se retiran a los 65 años. "Tengo intenciones de ejercer mis funciones hasta que tengamos la sensación de que la empresa está en la vía de la estabilidad financiera y el equipo directivo en su lugar" para asegurar su crecimiento, informó Creighton. "Estoy orgulloso de haber contribuido al enorme crecimiento de United durante mis 34 años de carrera en la casa (...) Llegó el momento de que un nuevo dirigente conduzca la compañía a través de los desafíos que le esperan", subrayó Goodwin en el comunicado. UAL perdió 292 millones de dólares durante el segundo trimestre de 2001, frente a un beneficio de 336 millones en el mismo periodo de 2000. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.