Sol Meliá prevé inaugurar en España dos boutique-hotel en 2002

La cadena hotelera mallorquina Sol Meliá prevé inaugurar dos establecimientos boutique-hotel en 2002 en Mérida y Salamanca, que se sumarán a los cuatro ya existentes que tiene el Grupo dentro de este concepto, a raíz de la apertura del boutique hotel de Trujillo (Cáceres) el pasado mes de septiembre, y que se une al de Cáceres, Zamora y Baqueira Beret, según explicaron fuentes de la compañía.

La cadena hotelera mallorquina Sol Meliá prevé inaugurar dos establecimientos boutique-hotel en 2002 en Mérida y Salamanca, que se sumarán a los cuatro ya existentes que tiene el Grupo dentro de este concepto, a raíz de la apertura del boutique hotel de Trujillo (Cáceres) el pasado mes de septiembre, y que se une al de Cáceres, Zamora y Baqueira Beret, según explicaron fuentes de la compañía. La línea boutique-hotel integra a hoteles que tienen como denominador común el hecho de ser establecimientos pequeños pero con personalidad propia ubicados en edificios singulares como antiguos castillos, palacios, conventos o monasterios, señalaron las citadas fuentes, que apuntaron que estos hoteles suelen estar decorados con "peculiares" diseños, prestan a sus clientes un servicio "muy personalizado" y que se encuentran estratégicamente situados en el centro de las principales capitales y ciudades culturales de Europa. En la actualidad, Sol Meliá dispone de nueve establecimientos englobados dentro de este concepto, que la compañía decidió implantar en 1999 cuando compró un conjunto de hoteles en París que tenían entre 40 y 80 habitaciones y, que por tanto, se salían de la línea habitual de la cadena que posee hoteles de mayor magnitud. "Al no existir un segmento en el que incluir estos hoteles, la compañía optó por incorporar el concepto de boutique-hotel", comentaron las mismas fuentes. Estos establecimientos, que pertenecen a la categoría de cuatro estrellas superior y cinco estrellas, están pensados para los clientes de negocios que durante la semana se hospedan en hoteles urbanos y que quieren disfrutar de una estancia "con más encanto" en un hotel "recogido" y donde el servicio se intenta que cada vez sea más personalizado. Los hoteles que comercializan bajo esta nueva marca son el Meliá Colbert, el Meliá Alexander, el Meliá Royal Alma y el Meliá Vendôme, todos ellos ubicados en París; el Meliá Avenue Louise en Bruselas y en España tiene el Meliá Royal Tanau en Lérida-Baqueira Beret, el Meliá Horus Zamora, el Meliá Trujillo y el Meliá Cáceres. "Sol Meliá prevé abrir dos nuevos boutique-hotel en España, concretamente en Salamanca y en Mérida, donde se está restaurando el antiguo hotel Emperatriz, así como el palacio que se encuentra anexo", explicaron fuentes de la compañía, que añadieron que este establecimiento, que prevé inaugurarse en septiembre del próximo año y que contará con 77 habitaciones, ha supuesto una inversión aproximada de 1.900 millones de pesetas (11,42 millones de euros). En relación al Meliá Trujillo Boutique Hotel, abierto en septiembre de este año, el director gerente del establecimiento, Roberto Conde, explicó que este hotel, que dispone de 77 habitaciones, ha supuesto una inversión de 1.300 millones de pesetas (7,81 millones de euros). "El hotel está pensado para captar al cliente vacacional y de negocios, que en la mayoría de las ocasiones se hospedaban en Cáceres ya que siempre se ha visto a Trujillo como un lugar de paso donde la gente acudía para comer y no para dormir", comentó Conde. "Se ha percibido una demanda de esta clase de hoteles en Trujillo, donde la mayor parte de los establecimientos son casas rurales", agregó. "Este hotel es fruto del acuerdo alcanzado por la compañía con la Junta de Extremadura en septiembre de 1999 y que suponía la colaboración de ambos para desarrollar conjuntamente proyectos hoteleros de lujo en la Comunidad extremeña", comentó el director gerente del hotel, quien señaló que el 51 por ciento del accionariado de este hotel es de Sol Meliá; el 26 por ciento, de Fomento de Extremadura y el 23 por ciento, de Construcciones Abreu. El hotel Meliá Trujillo Boutique Hotel, situado en el centro de Trujillo, ha aprovechado la edificación del antiguo convento de San Antonio construído en el siglo XVI por todos aquellos trujillanos que volvieron de América y que, impulsados por la "exaltación religiosa de la época", decidieron construir palacios y templos. Este hotel funcionó como un convento hasta la Guerra Civil cuando se convirtió en refugio, tras lo cual fue declarado en ruinas. Este establecimiento cuenta con cuatro salas de convenciones: el salón del Coro con capacidad para 25 personas; el Orellana, que puede albergar a unas 20 personas; el Pizarro, con capacidad para entre 30 y 50 personas y el salón de San Antonio, con espacio para acoger a 190 personas. Asimismo, cuenta con el restaurante 'El Refectorio', situado en el antiguo comedor de las monjas del convento, el café-bar 'Turgalium', piscina, solarium y garaje. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.