Diario 5329 22.07.2018 | 11:22
Hosteltur: Noticias de turismo

British Airways obtuvo ingresos brutos de 1.350 millones de pesetas en el último trimestre de 2001

7 noviembre, 2001
La aerolínea British Airways (BA) obtuvo ingresos antes de impuestos de 1.350 millones de pesetas (8,11 millones de euros/5 millones de libras) en el segundo trimestre de su ejercicio (julio-septiembre de 2001), lo que supone un descenso del 97,6 por ciento en relación a los 54.004 millones de pesetas (324,5 millones de euros/200 millones de libras) del mismo periodo de 2000, según explicaron hoy fuentes de la compañía.
La aerolínea British Airways (BA) obtuvo ingresos antes de impuestos de 1.350 millones de pesetas (8,11 millones de euros/5 millones de libras) en el segundo trimestre de su ejercicio (julio-septiembre de 2001), lo que supone un descenso del 97,6 por ciento en relación a los 54.004 millones de pesetas (324,5 millones de euros/200 millones de libras) del mismo periodo de 2000, según explicaron hoy fuentes de la compañía. Los beneficios operacionales de la aerolínea se situaron en los 19.441 millones de pesetas (116,84 millones de euros/72 millones de libras), un 72,8 por ciento menos en relación a los 71.285 millones de pesetas (428,4 millones de euros/264 millones de libras) del segundo trimestre de su anterior ejercicio, señalaron las citadas fuentes. Los ingresos de BA entre julio y septiembre de 2001 fueron de 607.545 millones de pesetas (3.651 millones de euros/2.250 millones de libras), lo que supone un descenso del 11,8 por ciento en relación a los 688.551 millones de pesetas (4.138 millones de euros/2.550 millones de libras) del mismo periodo del año pasado. Por otra parte, los beneficios antes de impuestos de la compañía en el primer semestre de 2001 fueron de 12.150 millones de pesetas (73,02 millones de euros/45 millones de libras), un 70,1 por ciento menos frente a los 40.503 millones de pesetas (243,43 millones de euros/150 millones de libras) del mismo periodo de 2000. La recesión económica en Estados Unidos, el impacto de la fiebre aftosa en el Reino Unido y las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre ha influido en la caída del tráfico de pasajeros, que ha descendido un 16,5 por ciento en el segundo trimestre del ejercicio empresarial de British Airways. "El factor de ocupación en este periodo fue del 73,9 por ciento, un 3,5 por ciento menos que en el mismo periodo de 2000", añadieron las mismas fuentes. El tráfico de pasajeros en octubre de 2001 disminuyó un 24,7 por ciento en relación al mismo mes de 2000. El tráfico en primera clase cayó un 36,2 por ciento, mientras que en clase económica descendió un 22,4 por ciento. El director general de BA, Rod Eddington, señaló que antes de los ataques terroristas el mercado aéreo se encontraba en una situación crítica debido a la recesión económica en Norteamérica, lo que afectó directamente al negocio de la compañía, aunque ésta "ha diseñado una estrategia para afrontar esta crisis". Por otra parte, Eddington apuntó que como consecuencia de los atentados, la aerolínea ha puesto en marcha un paquete de medidas con el objetivo de reducir costes, recortar capacidad, dejar en tierra a parte de su flota y recortar parte de su plantilla, concretamente a 7.200 trabajadores. El director general de BA aseguró que los atentados de Estados Unidos acelerarán la reestructuración de la industria aérea en Europa, que se encuentra actualmente "muy fragmentada". En este proceso de consolidación, una posible alianza con la aerolínea holandesa KLM supondría un oportunidad "muy importante". "En estos momentos estamos trabajando, con el consentimiento de Bruselas para ver en de qué forma podríamos colaborar con nuestros respectivas redes de vuelo", añadió.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.