Diario 5329 22.07.2018 | 20:49
Hosteltur: Noticias de turismo

La demanda de viajes de británicos hacia España se sitúa un 18 por ciento por debajo del nivel del año anterior

14 noviembre, 2001
La demanda británica de viajes vacacionales organizados hacia España para el verano de 2002 ha descendido un 18 por ciento debido a la ralentización de las reservas que se ha producido tras los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, según informó el director de la Oficina Española de Turismo en Londres, Manuel Butler.
La demanda británica de viajes vacacionales organizados hacia España para el verano de 2002 ha descendido un 18 por ciento debido a la ralentización de las reservas que se ha producido tras los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, según informó el director de la Oficina Española de Turismo en Londres, Manuel Butler. Butler, quien intervino en un seminario organizado en Londres por el Patronato de Turismo de la Costa del Sol con motivo de la celebración del Wolrd Travel Market, atribuyó este descenso a que se ha producido "un retraso en las reservas" debido a la situación "muy complicada" que se vive en el mundo. Por ello, el Instituto de Turismo de España(Turespaña), del que depende la Oficina de Turismo en Londres, espera que en los próximos meses se aceleren las reservas y que, finalmente, sean similares a las de otros años. Así, tanto Turespaña como analistas y turoperadores creen que "2002 no será malo". Butler recordó que en el mes de octubre las ventas "se han recuperado" y son similares a las de año pasados. Según un informe elaborado por la Oficina de Turismo de Londres, encargado a la empresa AC Nielsen y en el que se sondea a turoperadores como Thomson y Airtours, también se señalan similares previsiones para la Costa del Sol, lugar en el que, al igual que en España, se ha producido un 18 por ciento de caída en la demanda de viajes organizados. El director de la Oficina Española de Turismo de Londres recordó que durante la Guerra del Golfo ya sucedió algo similar y que, finalmente, se recuperaron las reservas. Butler también se refirió a un informe elaborado por la Asociación de Agentes de Viajes Británicos (ABTA) en el que se señala que la caída global del turismo británico para 2002 será del 5 por ciento, "y esas previsiones son ahora, que hay pesimismo", indicó. Butler explicó que el 1,5 por ciento de esta bajada que prevé ABTA se achaca a la situación económica que "ya era mala antes del 11 de septiembre", mientras que el 3,5 por ciento restante se debe a la "falta de confianza del viajero británico" tras los atentados terroristas. Asimismo, se refirió a que el mercado independiente y de sólo asiento "funciona muy bien", actualmente, debido a la recolocación de vuelos de los turoperadores. "Hay un florecimiento del 'seat only' que hace tanto la Costa del Sol como España sea un valor en alza", indicó. Butler también aludió al "efecto amortiguador" de la segunda residencia, que hace que los británicos tengan la necesidad de viajar a los lugares en los que tienen casas para pasar sus vacaciones. En este sentido, también aludió a la provincia de Málaga en la que este movimiento "es realmente positivo" y destacó que la entrada de viajeros en el aeropuerto Pablo Ruiz Picasso de la capital malagueña es de momento "positiva".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.