Diario 5323 15.07.2018 | 21:41
Hosteltur: Noticias de turismo

«Las ventas de viajes turísticos para el próximo verano están totalmente paralizadas», afirma en entrevista el gerente de la Federación Hotelera de Mallorca

16 noviembre, 2001
«La reserva de paquetes vacacionales para el verano ha registrado una caída de un 46% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior», afirma Antoni Munar, gerente de la Federación Hotelera de Mallorca en una entrevista concedida al diario El mundo-El Día de Baleares.
«La reserva de paquetes vacacionales para el verano ha registrado una caída de un 46% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior», afirma Antoni Munar, gerente de la Federación Hotelera de Mallorca en una entrevista concedida al diario El mundo-El Día de Baleares.«El obstáculo principal con el que nos encontramos es la falta de confianza del consumidor y los empresarios», afirma Munar y agrega que «La relación entre la Federación y el Govern es meramente administrativa». La entrevista con uno de los personajes que pintan bastos en la Federación Hotelera de Mallorca viene precedida por unas semanas de órdago: debate de política general, recorte en las previsiones de crecimiento de los países que proporcionan a Baleares millones de turistas al año, polémica sobre las limitaciones de los vuelos entre islas y con la península, las primeras consecuencias de los efectos de la crisis internacional en las empresa turísticas baleares y un aterrador accidente aéreo en Nueva York nada más iniciarse en Londres la World Travel Market (WTM). Según Munar, los próximos meses no pintan buenos para Mallorca en particular y las Baleares en general. "Las ventas para el invierno no son buenas y las ventas para las vacaciones de verano están totalmente paralizadas. Actualmente la demanda está dormida. Si esta situación se mantiene en los meses de enero y febrero ( meses en los que se reservan el 40% de las vacaciones de verano) podría provocar un replanteamiento de los mayoristas del transporte. Esta desagradable situación provocaría la eliminación de series de transporte. Es decir, vuelos vacacionales hacia Baleares", afirma. Sobre la petición de los touroperadores a los hoteleros para que bajen los precios, Munar se muestra en sintonía con las autoridades turísticas de las islas en el sentido de no bajarlos. "Los precios no podemos bajarlos. Nuestra oferta es única en el mundo. Mallorca y Baleares ofrecen dos tipos de seguridad a los millones de turistas que nos visitan: seguridad ambiental y la seguridad de un destino que no ofrece sorpresas. Ponemos en el mercados unas instalaciones hoteleras y una infraestructura turística acorde con los gustos europeos". Para los hoteleros mallorquines, el gobierno balear debe preocuparse por recuperar la confianza en Baleares como destino turístico. "Debería hacerse todo lo posible para devolver la confianza a los mercados. Los hoteleros y la Administración, con mayúsculas, deben ponerse a trabajar. Explicando que en Baleares hacemos las cosas bien, que los clientes serán bienvenidos más que nunca y que en Baleares tendrán unas vacaciones agradables y tranquilas. Y el Govern, a través de sus embajadores, debe hacer lo propio". También se refiere a las relaciones entre los hoteleros y el gobierno autonómico, a las que él califica de prácticamente inexistentes. En tal sentido, Munar expresó: "Nos sentimos engañados porque en relación a la tasa turística, como se define en el documento del pacto, se especifica claramente que «se iniciarán los estudios para la implantación de un impuesto o tasa turística . El Govern impulsará consultas y el debate ciudadano, con la máxima participación posible. Al poco tiempo de formulado este deseo, la ecotasa se convertía en el hilo conductor de una política turística injusta y con agresiones y descalificaciones constantes hacia los hoteleros. A nosotros se nos ha acusado de intentar hacer caer a este gobierno y muchas cosas peores. Y esto es falso. No tenemos el más mínimo interés en hacer caer a ningún gobierno. El único deseo de la Federación Hotelera es que haya una política turística acertada . No podemos aceptar una política turística cuyo eje principal sea la ecotasa. Medioambientalmente llevamos 20 años de ventaja a nuestros competidores turísticos. Somos los primeros interesados en hacer de la protección del medioambiente una norma ejemplar. Pero lo que no aceptamos es que el Govern nos agreda y nos acuse de evasores fiscales y antidemócratas". Munar no pinta en su entrevista un cuadro turístico muy halagador cara a los prximos meses. "La demanda de plazas turísticas ya arrancó peor que en los dos últimos ejercicios. Esto ha significado para las empresas mayores gastos en comunicación y marketing. El estallido de la crisis por los atentados de Nueva York no hizo más que agravar la situación. Ilustraré las consecuencias del conflicto con sólo dos cifras para no abrumar a los lectores. La actividad de ventas del mes de septiembre para el invierno que ahora iniciamos ha caído un 33% y las reservas para el verano del año que viene registran una disminución, en comparación con el mismo periodo del año anterior, de un 46%". (Diario El Mundo-El Día de Baleares, 16/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.