Diario 5325 18.07.2018 | 05:30
Hosteltur: Noticias de turismo

Aerolíneas y turoperadores españoles crean una mesa de negociación para acercar posiciones que beneficien al usuario

26 noviembre, 2001
Las compañías aéreas integradas en la Asociación de Líneas Aéreas Españolas (ALA) y en la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA) han creado, junto a la Asociación de Mayoristas de Viajes Españolas (AMAVE), una mesa de negociación en la que ambos sectores de la industria del turismo pretenden acercar posiciones para beneficiar al consumidor final de los viajes y a las propias empresas, según explicó el presidente de AMAVE, Julio González Soria, dentro del contexto de la celebración este fin de semana del congreso anual de esta asociación en Tozeur (Túnez).
Las compañías aéreas integradas en la Asociación de Líneas Aéreas Españolas (ALA) y en la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA) han creado, junto a la Asociación de Mayoristas de Viajes Españolas (AMAVE), una mesa de negociación en la que ambos sectores de la industria del turismo pretenden acercar posiciones para beneficiar al consumidor final de los viajes y a las propias empresas, según explicó el presidente de AMAVE, Julio González Soria, dentro del contexto de la celebración este fin de semana del congreso anual de esta asociación en Tozeur (Túnez). En esta mesa se tratarán temas relacionados con las indemnizaciones de las compañías aéreas a los pasajeros que, por "razones de fuerza mayor" no puedan viajar; la responsabilidad a la hora de asumir los costes que provoca la impuntualidad de algunos vuelos; la defensa conjunta entre turoperadores y compañías aéreas contra "leyes abusivas"; la protección de los derechos del pasajero o la "sensibilización" de las aerolíneas cuando decidan presentar promociones con tarifas especiales, teniendo en cuenta el daño que esto puede ocasionar en el negocio de los mayoristas. González Soria explicó que es "fundamental" transmitir a los usuarios que el avión es un medio de transporte seguro para que recuperen la confianza en él y vuelvan a volar. Después de los atentados del 11 de septiembre, los viajes que más descendieron en toda Europa fueron los de los turistas de "mayor calidad", aquellos que tenían "mas confianza" en los turoperadores, comentó. Por otra parte, el presidente de AMAVE también hizo referencia al Plan de Protección al Pasajero, propuesto por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), en el que se establecen las bases para garantizar los derechos de los pasajeros ante las agencias de viajes y las compañías aéreas. "Es necesario que todos los agentes que trabajan en el sector turístico aúnen esfuerzos para defender a los usuarios y garantizarles el mejor servicio", añadió. En relación a quién tiene la responsabilidad de asumir los costes provocados por el retraso de un vuelo, en cuanto a gastos de conexión y de servicios perdidos por el usuario, entre otros, los turoperadores que asistieron al congreso mostraron una posición "unánime" al considerar que en la mayoría de las ocasiones en las que este hecho se produce, la culpa recae siempre sobre el mayorista que ha organizado el viaje, a pesar de que la causa directa del retraso esté relacionada con la compañía aérea o con las infraestructuras aeroportuarias. Por su parte, el presidente de AECA, Felipe Navío, argumentó que "el índice de puntualidad de las aerolíneas españolas ha mejorado considerablemente en los últimos años. «Algunas de estas compañías sitúan al factor de puntualidad entre sus objetivos comerciales", comentó. «En muchas ocasiones, los retrasos de los vuelos se producen por culpa de las infraestructuras aeroportuarias», añadió. Otro de los temas que se analizaron en el III Congreso anual de AMAVE fue la solicitud a las compañías aéreas por parte de los turoperadores en relación a las indemnizaciones que las aerolíneas deben afrontar cuando los viajeros, por razones de "fuerza mayor" no puedan realizar su viaje. En este sentido, el director de Ventas Nacionales de Iberia, Javier Alonso Pérez Guzmán, señaló que la aerolínea ha devuelto todos los billetes en las rutas del Atlántico Norte que los viajeros no pudieron utilizar después de que se produjeran los atentados del 11 de septiembre durante todo este mes y algunos días de octubre. «Lo que la compañía no ha permitido es que los viajeros quieran devolver sus billetes a Argentina o Israel por la situación que atraviesan esos países ya se conocía antes de los atentados", indicó. Por lo que respecta a la reducción de las comisiones que pagan las compañías aéreas a las agencias de viajes, Pérez Guzmán explicó que solo el 15 por ciento de los billetes que la compañía vende son por venta directa, por lo que Iberia esta intentando reducir costes en este sentido . "En Europa, Iberia es la compañía que más paga al abonar un 10 por ciento en comisiones sobre ingresos, frente a aerolíneas como Air France, British Airways o Lufthansa que pagan un 2 por ciento menos, lo que se refleja de forma "considerable" en los resultados de la compañía. Por último, el presidente de AECA quiso aprovechar la celebración de este congreso para transmitir su "disconformidad" con la actuación del Gobierno español en lo referente a la cobertura de las primas de seguro en casos de terrorismo o guerra. En este sentido, apuntó que el viernes el Consejo de Ministros aprobó la ampliación del periodo de cobertura de estos seguros hasta el 31 de diciembre de 2001, aunque reconoció que aun no se sabe si las compañías aéreas tendrán que hacer frente a una parte del coste de las primas o no, algo que de producirse, repercutirá en el usuario. "Al igual que el Gobierno invierte miles de millones en infraestructuras para el tren de alta velocidad, el transporte aéreo no puede olvidarse", dijo. Por otra parte, explicó que en el último mes, se ha recuperado el mercado de vuelos domésticos, por lo que en la actualidad, solo se registra una caída del 2 por ciento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.